Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán y Rusia negocian intercambiar crudo y bienes por 1.000 millones al mes

Teherán vendería hasta 500.000 barriles por día de petróleo a Moscú a cambio de equipos

Irán y Rusia están negociando un acuerdo que prevé intercambiar crudo por bienes por un valor de 1.500 millones de dólares por mes (1.097 millones de euros). El convenio permitiría a Irán elevar sus exportaciones de petróleo pese a las sanciones occidentales que contribuyeron a la firma del acuerdo preliminar para interrumpir su programa nuclear. Fuentes de ambos países cercanas a las negociaciones han confirmado que están en discusión los detalles finales y que Moscú compraría —pese a su importante producción interna— hasta 500.000 barriles por día de petróleo iraní a cambio de equipos y bienes rusos.

"Por el momento se está avanzando bastante, con buenas posibilidades de éxito", ha declarado una fuente rusa. "Se está discutiendo la fecha para la firma definitiva", ha añadido, mientras el Kremlin ha evitado hacer comentarios. Por su parte, un funcionario iraní ha aclarado que el objetivo es "firmar el acuerdo lo antes posible" insistiendo en que " los funcionarios están discutiendo el tema con los rusos y con suerte se firmará pronto, independientemente de que lleguemos a un acuerdo [nuclear] en Ginebra". Se desconoce si el acuerdo sería implementado antes que el pacto nuclear, delineado en la ciudad suiza en noviembre entre Irán y seis potencias mundiales, se finalice.

Tampoco está claro la forma en que Moscú justificará a las otras potencias un intercambio que, al aliviar la presión económica sobre Teherán, podría poner en peligro las negociaciones nucleares. Las sanciones estadounidenses y europeas han recortado las exportaciones petroleras de Irán en más de la mitad en los últimos 18 meses, que ahora rozan el millón de barriles por día. Aunque Rusia, al contrario, no ha tomado medidas en contra Teherán aunque sea uno de los países involucrados en las negociaciones nucleares.

"Irán debe hallar una forma de acomodar más exportaciones, es esta la razón detrás de este acuerdo", ha subrayado un un funcionario iraní. "Ambas partes deben poner empeño en esto. Rusia podrá garantizar una gran cantidad de comercio con su vecino e Irán podrá superar sus dificultades para exportar", ha proseguido.

La mayoría del petróleo iraní se exporta a Asia. China, su principal comprador, importó alrededor de 420.000 barriles por día en 2013. A diferencia de los otros compradores del petróleo de Irán, Pekín no ha reducido mucho sus compras, a pesar de los esfuerzos de Estados Unidos en ese sentido. Las presiones de Washington han sido más exitosas con otros compradores importantes de crudo iraní en Asia como Japón, Corea del Sur y India, que han drásticamente recortado sus importaciones. Turquía y Sudáfrica también han reducido o incluso eliminado sus importaciones.