Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El caso de los fondos de Taiwán golpea a la derecha de El Salvador

El expresidente Flores comparece ante la Asamblea Legislativa y no aclara qué se hizo con el dinero que donó el gobierno asiático

El expresidente Flores, este martes en la Asamblea salvadoreña.
El expresidente Flores, este martes en la Asamblea salvadoreña. AFP

El expresidente salvadoreño Francisco Flores, que gobernó entre 1999 y 2004, acudió este martes a una comisión especial de la Asamblea Legislativa que investiga varias donaciones millonarias a El Salvador por parte del gobierno de Taiwán, cuyo destino no está definido. En la cita con los diputados y ante la prensa local el exmandatario dejó más dudas que respuestas acerca del ya famoso caso de los “diez millones de dólares perdidos”.

Flores es uno de los principales asesores de la campaña presidencial del candidato Norman Quijano, del derechista partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), quien ha visto golpeada su imagen a causa de escándalos de corrupción que han aparecido en los últimos meses y que involucran a destacados miembros de ARENA, entre ellos, por primera vez, a un expresidente.

En los últimos días el calor y la tensión electoral han sido más intensos precisamente por la cercanía de las elecciones. A menos de un mes están saliendo más casos de posible corrupción ligados a ARENA (como unas supuestas licitaciones amañadas y desfalcos en la construcción de carreteras), y el presidente Mauricio Funes es quien está impulsando las denuncias contra ARENA, su principal rival político.

En el interrogatorio a que fue sometido, Flores dijo desconocer “cuánto dinero recibió de la cooperación de Taiwán mientras estuvo al frente del gobierno; tampoco recuerda si a sus manos llegaron tres cheques que en total suman diez millones de dólares. Este monto ha sido rastreado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por medio de la emisión de un Reporte de Operación Sospechosa (ROS), según denuncia reciente del actual presidente Mauricio Funes, quien destapó el escándalo.

“Que viniera un cheque a nombre de un presidente fue una práctica común que duró por décadas”, dijo Flores al argumentar la recepción de esos montos con cheques a su nombre y que no ingresaron al erario público, pese a aclarar que fueron usados en acciones que le corresponden al gobierno, como asistencia a los damnificados por los terremotos de 2001; lucha contra el narcotráfico; combate a las pandillas e investigación de sus nexos; pago a secuestradores confesos para que entregara a sus compinches.

Flores asombró a diputados y periodistas cuanto se le preguntó sobre la recepción y destino de los 10 millones de dólares, pero él mismo se encargó de decir que no fueron sólo 10 millones, sino "unos 15 a 20 millones de dólares”, los recibidos a “título personal", los cuales él mismo entregó de inmediato a alcaldes, Organizaciones No Gubernamentales, instituciones y sociedad civil, pero de lo cual no hay constancia.

Ese dinero era pagado directamente y nunca fue controlado por ningún ministro o institución y el uso era discrecional, según el mismo Francisco Flores dijo ante la prensa después de su intervención en la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa.

Flores enfatizó que el actual mandatario Mauricio Funes ha mentido porque “tiene problemas personales y porque estamos en una campaña electoral”. Negó, asimismo, que haya depositado la cooperación taiwanesa en cuentas personales en Bahamas.

El expresidente también aclaró que la primera gestión que realizó en Taiwán fue en ocasión de los terremotos de enero y febrero de 2001 cuando viajó a Taiwán para entrevistarse con el entonces presidente Chen Shui-Bian, quien en la actualidad está encarcelado por actos de corrupción. Se le solicitó ayuda para los damnificados de la colonia Las Colinas, donde el terremoto provocó un deslave que sepultó a más de 500 personas con sus propiedades. Ni un centavo de la cooperación taiwanesa entregada fue registrado, afirmó Flores ante los diputados.

Por lo demás, el presidente Funes ha llamado a consultas a la embajadora salvadoreña en Taiwán para que informe de las dilaciones de las autoridades taiwanesas en la entrega de documentos que les ha pedido El Salvador. A su vez, el gobierno salvadoreño ha convocado al embajador taiwanés en El Salvador para tratar el tema.

El expresidente de ARENA pide investigación de fondo

El ex presidente del Consejo Ejecutivo Nacional del partido ARENA, Antonio Salaverría, acudió también a un citatorio de la Fiscalía General de la República (FGR), ante la que negó rotundamente que los diez millones al que hace alusión el Reporte de Operación Sospechosa (ROS) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos hayan entrado a las arcas del partido ARENA.

El empresario y cafetalero apuntó que se está frente a un posible peculado y malversación, que sólo puede explicar el expresidente Flores. “Es increíble e insólito que ARENA tenga como asesor en los últimos días de campaña a alguien que debe estar apartado y dando explicaciones a la población”, apuntó Salaverría.

Antes de abandonar la Fiscalía, el cafetalero le solicitó al titular de dicha dependencia que “no le vaya a temblar la mano” en la investigación de los hechos que involucran a Francisco Flores.

Más información