Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atentado contra una comisaría en Egipto causa 14 muertos y 100 heridos

La detonación sacudió la sede de la policía en la ciudad de Mansura, en el delta del Nilo

El Gobierno califica el ataque de "acto terrorista". Ningún grupo ha reivindicado la acción

Egipto padeció la madrugada del martes el atentado terrorista más mortífero de los acaecidos en el país árabe desde el golpe de Estado del pasado verano. Una potente explosión provocada por un coche bomba sacudió la comisaría de policía de la ciudad de Mansura, situada en el delta del Nilo, provocando la muerte de al menos 14 personas e hiriendo a más de 100, según fuentes del Gobierno y medios de comunicación estatales. El primer ministro interior, Hazem Beblawi, ha calificado el ataque de "acto de terrorismo". De momento, ningún grupo ha reivindicado la acción.

Los Hermanos Musulmanes han condenado el atentado como "un ataque directo a la unidad del pueblo egipcio" en un comunicado. Pese a ello, algunos medios de comunicación le atribuyen la responsabilidad por el atentado, y el ministro de interior ha asegurado que es "una venganza" por el desalojo del campamento islamista de Rabá al Audawiya en agosto. La cofradía ha sido prohibida por las autoridades interinas en la ola de represión tras el golpe que depuso al islamista Mohamed Morsi, el primer presidente elegido democráticamente del país,

La detonación dañó seriamente la estructura de la comisaría de Mansura, por lo que las autoridades desalojaron la zona ante el peligro de derrumbe del edificio. Los hospitales de la ciudad del delta han hecho una llamada a la ciudadanía para acudir a donar sangre y tratar al elevado número de heridos. Entre las víctimas figuran agentes de policía y civiles que se encontraban en las inmediaciones del atentado. Según la prensa local, el jefe de seguridad provincial se halla entre los heridos.

Todo apunta a que la acción habría sido cometida por alguna de las organizaciones yihadistas con base en la península del Sinaí. Ellas han sido las responsables de la campaña de atentados y emboscadas contra las fuerzas de seguridad de los últimos cinco meses que han causado la muerte de más de un centenar de agentes y soldados.

"Hasta ahora, sabemos poco de estas bandas, sobre su ideología concreta y estructura, sobre cuáles son sus relaciones entre ellas, y con Al Qaeda", comenta Mohamed Faiz, experto del think tank Al Ahram, y señala a Ansar Bait al-Maqdis ("los partisanos de Jerusalén ") como el grupo más activo, sofisticado y peligroso, pues se responsabilizó del atentado frustrado del mes de septiembre contra el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, y del asesinato de un alto cargo de policía.

"Nació después de la Revolución producto de una fusión de Tawhid ual-Jihad, una organización salafista del Sinaí, de activistas venidos de otras provincias de Egipto y también de Gaza", añade Faiz. Si bien las autoridades han acusado a los Hermanos Musulmanes de estar detrás de esta campaña de atentados, no han aportado aún ninguna prueba concluyente. De hecho, el brazo político de la Hermandad, el Partido de la Libertad y la Justicia, ha condenado públicamente este tipo de acciones violentas.

Más información