China investiga por corrupción a un exjefe de la seguridad interior

Zhou Yongkang, que perteneció al núcleo duro del Partido Comunista hasta 2012, es sospechoso de abuso de poder, según el diario 'The New York Times'

Zhou Yongkang, en 2007.
Zhou Yongkang, en 2007.JASON LEE (REUTERS)

El presidente chino, Xi Jinping, ha dado luz verde a investigar por corrupción a Zhou Yongkang, máximo responsable de seguridad interior del país durante el mandato del anterior presidente, Hu Jintao, y uno de los políticos más poderosos de China en la última década, según publica este lunes The New York Times. El diario estadounidense, que cita “fuentes con vínculos con la élite política”, asegura que la decisión fue adoptada a principios de este mes, y que las alegaciones contra Zhou son consecuencia de las investigaciones llevadas a cabo a lo largo del último año por acusaciones de abuso de poder y corrupción a funcionarios y ejecutivos del sector petrolero cercanos a él.

Zhou, de 71 años, era uno de los nueve miembros del anterior Comité Permanente del Politburó —el máximo órgano de poder del Partido Comunista Chino (PCCh)—, cuya composición fue reducida a siete persones en el 18º Congreso del PCCh, celebrado en noviembre de 2012, en el que llegó al poder la nueva generación de líderes, encabezados por Xi Jinping.

El diario de Hong Kong South China Morning Post publicó en agosto que los dirigentes chinos acordaron abrir una investigación por corrupción a Zhou durante una reunión celebrada en el retiro veraniego de Beidaihe (provincia de Hebei), y la agencia Reuters informó la semana pasada de que Zhou estaba siendo investigado y se encontraba en la práctica en detención domiciliaria.

De confirmarse la investigación, algo que, de momento, el Gobierno no ha hecho, se trataría del líder chino de mayor nivel que se ha visto implicado en un escándalo de corrupción y ha sido perseguido desde la fundación de la República Popular China en 1949. También sería una muestra de la rapidez con que Xi ha consolidado su poder. Llegó a la secretaría general del partido en el 18º Congreso del PCCh y a la presidencia del país en marzo de este año.

El presidente Xi Jinping sostiene que la corrupción es una amenaza para el Partido

El New York Times afirma que un alto funcionario visitó a Zhou Yongkang en su domicilio en Pekín para informarle de la decisión de investigarle y que tanto él como su esposa están desde entonces sometidos a “guarda constante”, aunque no dice que Zhou se encuentre detenido. El diario cita como fuentes de la información —todas anónimas, debido a lo sensible del tema— a cinco personas, entre ellas, un abogado, o abogada, “con conexiones familiares con la élite del partido” y “una empresaria que es la nieta de un antiguo líder fallecido”. “No es como en los últimos meses, cuando estaba siendo investigado en secreto y restringido de forma más suave”, señala el abogado, o abogada. “Ahora es oficial”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Al ordenar la investigación, Xi Jinping ha roto una regla no escrita que excluía a los miembros actuales y jubilados del Comité Permanente del Politburó de ser perseguidos por corrupción. Aunque se desconoce si Zhou será procesado de forma pública y juzgado, una investigación abierta agitaría a algunos sectores del partido y podría empeorar las luchas entre las diferentes facciones del PCCh.

Tras llegar al poder, Xi Jinping puso en marcha una dura campaña anticorrupción y ha advertido que la mano de la justicia llegará hasta donde haga falta y no habrá clemencia para quienes violen la ley. El presidente ha dicho que la corrupción supone una grave amenaza para la supervivencia del partido y que la lucha contra esta lacra debe alcanzar a tigres y moscas, es decir, a funcionarios de todos los niveles.

La supuesta decisión de perseguir a Zhou se produce después de una serie de investigaciones sobre abuso de poder y corrupción a funcionarios y directivos con conexiones con él. El dirigente de más nivel en caer en la campaña anticorrupción de Xi ha sido Jiang Jiemin, responsable de la comisión que supervisa a las empresas estatales, quien fue destituido en septiembre por “graves violaciones de la disciplina” en el marco de una amplia investigación en China National Petroleum Corporation (CNPC), grupo del cual fue uno de sus máximos ejecutivos. Zhou lideró el conglomerado anteriormente, entre 1996 y 1998. Las conexiones entre los dos hombres se remontan a la década de 1980.

Zhou fue secretario del PCCh en la provincia central de Sichuan de 1999 a 2002. En junio pasado, la agencia oficial Xinhua aseguró que el exvicegobernador de Sichuan Guo Yongxiang, quien durante muchos años trabajó en el sector petrolero, estaba siendo investigado.

Zhou fue también aliado de Bo Xilai, exsecretario del partido en la municipalidad de Chongqing y exmiembro del Politburó, caído en desgracia. Bo fue destituido de sus cargos en Chongqing en marzo de 2012 y en septiembre pasado fue sentenciado a cadena perpetua por soborno, malversación y abuso de poder. Su proceso fue visto por muchos expertos como consecuencia de una lucha de poder en el partido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción