HERMES BINNER | LÍDER SOCIALISTA ARGENTINO

“Argentina ha vivido una década de oportunidades perdidas”

El exgobernador de Santa Fe acusa al Gobierno de Fernández de ser "hipercentralista" e "hiperpresidencial"

Hermes Binner, en Madrid
Hermes Binner, en MadridBernardo Pérez

Normalidad. Eso es lo que propone el flamante diputado nacional y exgobernador de Santa Fe Hermes Binner (1943, Rafaela) para Argentina en su nueva etapa política que inaugura en Buenos Aires en la cual todos los políticos con aspiraciones estarán atentos la toma de posiciones de cara a las elecciones presidenciales de 2015. “Trabajaremos en un proyecto de país normal en los social, lo económico y lo político, lo cual supone un cambio respecto al populismo actual”, destaca Binner en un céntrico hotel de Madrid donde recibió a EL PAÍS. El líder socialista argentino tenía previsto trasladarse después a Estambul para participar en una cumbre de líderes socialdemócratas todo el mundo. Para Binner uno de los principales problemas de la política argentina actual es el populismo y el personalismo que lo impregna todo, pero, en su opinión, todavía se está a tiempo de cambiar las cosas. “Nos quedan dos años para construir una alternativa para 2015”, asegura.

Los resultados de las pasadas elecciones legislativas confirmaron que la actual presidenta, Cristina Fernández, tendrá muy complicado acceder a un tercer mandato al no haber obtenido la mayoría necesaria en el Congreso para modificar la Constitución en este sentido. Y así, en las filas opositoras ya ha comenzado la carrera para llegar a la Casa Rosada. O intentarlo. El primero fue el derechista Mauricio Macri, gobernador de la Capital Federal, quien anunció su intención apenas horas después del cierre de las urnas. Binner, en quien buena parte de la izquierda argentina pone sus esperanzas tras su exitoso primero por la intendencia de Rosario y luego por la gobernación de Santa Fe, se muestra más cauto. “La argamasa que una a la alternativa debe ser el programa y nosotros no pondremos ninguna traba”, asevera aunque acto seguido matiza: “la derecha se excluye ella sola”.

Binner insiste en que, pese a las cifras de inflación y otros indicadores económicos preocupantes, la verdadera crisis en Argentina es política y que hay que mirar los parámetros en términos desarrollo. “Esta no ha sido la década ganada, sino la década de las oportunidades perdidas”, subraya y cita el barómetro social elaborado por la Iglesia católica que denuncia un déficit estructural. “Un déficit que es muy difícil de afrontar”, remacha. Para el líder socialista la solución pasa por llevar a cabo políticas de Estado que eviten la pobreza, recuperen la educación y además fomenten el trabajo registrado.

Sobre el panorama político que se abre en su país, el diputado nacional considera que el kirchnerismo se acaba con Fernández. “Lo intentaron con otro candidato y no pudieron”, apunta. Y califica al actual Ejecutivo argentino como “un Gobierno hipercentralista e hiperpresidencial”. Pero, a pesar de esta lectura de los resultados, las cifras siguen mostrando a una presidenta que puede acabar su mandato sin grandes sobresaltos políticos. Binner considera que se producirá un tránsito “tranquilo” desde la actual Administración a la que llegue y que en todo caso es trabajo de la oposición presentar una alternativa al modelo actual que considera “prevendario y caracterizado por el manejo discrecional de la cosa pública”. Para el exgobernador de Santa Fe es necesaria una diferenciación entre los intereses del Ejecutivo y los intereses de la Nación, que no siempre coinciden. “Argentina necesita acuerdos políticos que deben ser de Estado y no de Gobierno”, termina.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50