Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

México convoca al embajador venezolano por el caso de la avioneta

El incidente sobre una nave supuestamente cargada de cocaína tensa las relaciones entre los dos países

El presidente venezolano Nicolás Maduro.
El presidente venezolano Nicolás Maduro. AFP

Una avioneta mexicana, que habían abordado un grupo de personas con identificación falsa, fue obligada a bajar en Venezuela el miércoles pasado y más tarde destruida. El presidente venezolano Nicolás Maduro dijo ayer que la nave iba “full [llena]” de cocaína. El Gobierno mexicano había aclarado que los tripulantes abandonaron la nave después de que las autoridades la obligaran a bajar, y que la habían abordado con identificaciones falsas. Malentendidos aparte, el incidente ha tensado las relaciones diplomáticas entre los dos países. La Cancillería mexicana ha citado este lunes al embajador venezolano en México para que dé explicaciones.

En Venezuela, el Gobierno ha sido bastante claro. “Yo le dije al canciller [Elías Jaua] que diera todas las explicaciones, pero que tratáramos de que el presidente mexicano supiera que estaban abogando por un avión que estaba full de cocaína”, afirmó el sábado Maduro. La Secretaría de Relaciones Exteriores de México dijo también ayer que la única información que había obtenido desde Caracas era que la nave había sido perseguida durante 40 minutos, que había aterrizado en una pista clandestina y que no había rastro de sus tripulantes. El comunicado añade también que el Gobierno venezolano no informó al mexicano sobre el contenido de la carga del avión.

Venezuela, un país fronterizo con Colombia, se ha convertido en uno de los trasiegos más importantes de la droga que viaja de Sudamérica hacia Estados Unidos. De acuerdo con el presidente venezolano, las fuerzas del país sudamericano han derribado por lo menos 30 naves sospechosas de cargar droga desde 2012.

El Gobierno mexicano había dicho el viernes que los cinco tripulantes de la nave, incluidos los pilotos, habían presentado credenciales falsas antes de abordar el avión. “Esto ha dificultado mayores datos”, comentó a los medios el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong. El Gobierno mexicano informó también de que los tripulantes habían abandonado la nave minutos antes de su “inhabilitación” (es decir, de que las autoridades venezolanas obligaran a la nave bajar del aire y la destruyeran).

La avioneta había despegado de Querétaro, a 200 kilómetros al noroeste de la capital de México y una de las ciudades con menor índice de delincuencia del país. Su destino (al menos el oficial) eran las Antillas holandesas, frente a la costa occidental de Venezuela. La nave fue perseguida por el Ejército venezolano y finalmente aterrizó en un aeropuerto clandestino, según han detallado las autoridades venezolanas. Una vez que los militares llegaron al sitio, la tripulación había desaparecido.

Más información