Tiroteo en una zona en tensión por narcos y autodefensas en México

Un grupo de desconocidos atenta contra gasolineras y plantas eléctricas en Michoacán, al suroeste del país

Los grupos de autodefensa reunidos en Apatzingán.
Los grupos de autodefensa reunidos en Apatzingán.SAÚL RUIZ

Una manifestación de grupos de autodefensa en Apatzingán, a 500 kilómetros al oeste de la Ciudad de México, terminó este sábado con un ataque de presuntos narcotraficantes. Hay al menos tres heridos. Los delincuentes prendieron fuego a por lo menos dos coches en las principales avenidas de la ciudad, de unos 120.000 habitantes y la mayor de la zona más tensa de Michoacán, uno de los Estados más violentos del país.

En la madrugada de este domingo, un grupo de desconocidos atentó contra cuatro gasolineras y varias plantas eléctricas de la capital de Michoacán, Morelia. Los ataques causaron cortes de luz en varios barrios de la ciudad, de unos 600.000 habitantes y en otros nueve municipios de la región. De acuerdo con la policía, los atacantes arrojaron 131 bombas molotov en total. Hasta ahora los daños solo son materiales.

Los grupos de autodefensa son civiles que se han levantado en armas en contra del cartel de Los Caballeros Templarios, que domina la zona. Desde su aparición en febrero, han disparado la tensión en Michoacán, donde el expresidente Felipe Calderón inició su ofensiva contra el narcotráfico en diciembre de 2006. La violencia se ha cobrado al menos 15 víctimas en lo que va de este mes, entre ellos un exfuncionario del Gobierno federal, Octavio Contreras, asesinado justo en Apatzingán la semana pasada.

José Manuel Mireles Valverde, líder del grupo, afirmó ayer a medios de comunicación que los autodefensas habían ido a Apatzingán para reunirse con "altos mandos militares y de la policía" para denunciar la violencia de la zona y anunciar que harían la manifestación en el centro de la ciudad a primera hora de la tarde. El Ejército pidió a los grupos de autodefensa que abandonaran sus armas para entrar a la ciudad. "Nos garantizaron la seguridad y vinimos desarmados", explicó.

Una vez en la ciudad, un grupo de desconocidos iniciaron un tiroteo y, según el testimonio de Mireles, arrojaron granadas. También prendieron fuego a coches en las principales avenidas. El ataque dejó por lo menos tres heridos.

El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, anunció la tarde de ayer que suspendería sus actividades para atender la situación en la región.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS