Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

650.000 evacuados por la llegada del ciclón Phailin al este de India

Los expertos comparan su intensidad con la del Katrina, que devastó Nueva Orleans en 2005

Campesinos evacuados cerca de Berhampur.
Campesinos evacuados cerca de Berhampur. AP

Alrededor de 650.000 personas han sido evacuadas en dos Estados del este de India (Orissa y Andhra Pradesh) a la espera del ciclón Phailin, que ha tocado tierra a última hora de la tarde, hora local. Según el ministro del Interior, Sushilkumar Shinde, hay 550.000 evacuados en Orissa y 100.000 en Andhra Pradesh, y se han habilitado unos 500 refugios. Se ha puesto también en alerta a Bengala Occidental, aunque el impacto se prevé menor que en los otros dos Estados.

El Departamento Meteorológico indio ha catalogado el Phailin como una “tormenta ciclónica severa”, por lo que caerá mucha lluvia en grandes extensiones del país. Los vientos podrían alcanzar hasta los 240 kilómetros por hora. La marea podría subir hasta 3,5 metros y entrar varios cientos de metros tierra adentro en áreas bajas.

Expertos internacionales han alertado de que tiene una fuerza extraordinaria. “Si no es un récord está muy cerca. No se han tenido tormentas tan fuertes nunca en el mundo”, asegura Brian McNoldy, investigador de huracanes de la Universidad de Miami, al diario Indian Express. Dice que el huracán Phailin podría tener la fuerza devastadora del Katrina, que en 2005 mató a 1.200 personas en Nueva Orleans, en el sur de Estados Unidos.

En las zonas que se teme resulten más afectadas se ha suspendido el servicio de trenes, el aeropuerto ha sido cerrado y las líneas de teléfonos han sufrido daños. También se calculan grandes pérdidas económicas por daños en las casas y en las cosechas. Los niños han dejado de ir a las escuelas y muchos negocios han cerrado.

La angustia es grande porque en la memoria de los indios todavía está el superciclón Orissa, que en octubre de 1999 llegó a la zona y se saldó con casi 10.000 muertos, según las cifras oficiales y hasta 15.000 según otras fuentes. “Todos recordamos ese huracán que lo destrozó todo. Por eso, esta vez estamos preparados”, asegura Prashant Patnaik, un negociante que está en Bhubaneswar, la capital de Orissa. Ahora se ha encerrado en su casa con su esposa e hija y ha hecho reservas de comida y agua potable. “Esta lloviendo muy fuerte y ya llevamos 48 horas sin electricidad”, cuenta de las condiciones en las que se encuentra la ciudad, que está a 200 kilómetros de Gopalpur. Este puerto, que es uno de los principales de India porque abastece a varios Estados vecinos, en pocas horas podría ser el epicentro del desastre.

El Gobierno de Orissa dice estar preparado y que evacuará el 100% de las zonas afectadas. “Estamos peleando contra la naturaleza. Estamos más coordinados esta vez, hemos aprendido de 1999”, dice la ministra para el Manejo de Desastres del Estado, Surya Narayan Patra, a la televisión NDTV.

Hasta el momento ha habido cinco víctimas mortales, la mayoría de ellas por caída de árboles. Igualmente se teme por la vida de 18 pescadores que faenaban en el mar, pero que no han podido ser rescatados por la dureza de la tormenta y lo agitado del mar.