Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN ALEMANIA

La crisis de la deuda y la ayuda a Grecia se cuelan en la campaña

Desconcierto en la CDU tras el anuncio de que Atenas necesitará un tercer rescate

La canciller Angela Merkel saluda a sus partidarios en un mitin, ayer en Winsen (norte de Alemania). Ampliar foto
La canciller Angela Merkel saluda a sus partidarios en un mitin, ayer en Winsen (norte de Alemania). afp

El ministro de Hacienda, Wolfgang Schäuble, asegura que solo trataba de ser sincero, pero entre los democristianos alemanes cunde el desconcierto: ¿Qué necesidad había de anunciar un tercer rescate griego justo al comienzo de la campaña para las elecciones del 22 de septiembre? Al reconocer hace una semana que Grecia necesitará más millones en cuanto concluyan los pagos del segundo rescate en 2014, el dirigente de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y poderoso jefe de las finanzas alemanas hizo que la crisis de la deuda y las controvertidas ayudas alemanas irrumpieran en el debate electoral. Un regalo para la oposición socialdemócrata del SPD, que busca recortar distancias con la CDU de la canciller Angela Merkel acusándola de encubrir las verdaderas necesidades de Atenas. La “sinceridad” de Schäuble se convirtió en una piedra sobre el tejado democristiano y en un arma arrojadiza para el centroizquierda. Para atacar, el experto en Finanzas del SPD Carsten Schneider ha elegido este martes el diario populista Bild, uno de los más críticos con los rescates griegos: “Además de los 11.000 millones de euros necesarios hasta 2015, Grecia necesitará decenas de miles de millones hasta 2020”.

Los liberales del FDP, socios minoritarios en la coalición de centroderecha que preside Merkel, han tratado de zanjar la polémica devolviendo la pelota a Atenas. El ministro de Exteriores, Guido Westerwelle (FDP), alerta de que “la discusión sobre un tercer rescate frenará la disposición a las reformas” en Grecia. Allí cifran en unos 10.000 millones de euros sus necesidades financieras entre 2014 y 2015, pero se callan cuánto necesitarán para evitar la quiebra durante los siete años siguientes. La troika de acreedores conformada por los socios europeos, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que Grecia pueda financiarse por sí misma a partir de 2022.

El SPD pide a Schäuble que “ponga inmediatamente los números sobre la mesa”. Los más de 130.000 millones de euros del segundo rescate griego durarán hasta el segundo semestre de 2014, de modo que hay tiempo para negociar el tercero. El ministro ha dicho este martes que la cifra de 11.000 millones de euros hasta 2015 es “realista”. Se sumaba así a los cálculos del FMI. Pero la cuestión ahora es si habrá una segunda quita griega. Esta vez no de los tenedores privados de deuda, sino a cargo de los contribuyentes de los países que colaboraron en los dos rescates previos. Schäuble lo descarta y Merkel dice no “ver la necesidad” de una nueva quita. Entre los expertos, en cambio, lo más común es considerarla inevitable.

Los principales medios nacionales se hicieron eco de la discusión. Der Spiegel el lunes, con un reportaje titulado “Día de las elecciones, fecha de pago”. El diario económico Handelsblatt, con una dura portada con el título “La cuenta, por favor” y una caricatura de Merkel con nariz de Pinocho. Dentro el diario calcula que Alemania ha expuesto ya 150.000 millones de euros en los rescates, de los que “unos 42.000 podrían estar cerca del vencimiento”. Bild, que es el rotativo más leído del país, volvió a poner a Grecia en el punto de mira con una serie de montajes que cambiaban los lemas de los partidos para confeccionar “las pancartas que nos gustaría ver” en las elecciones: muestran a los líderes políticos prometiendo que no darán “ni un céntimo a Grecia”.

El jefe parlamentario del SPD, Frank-Walter Steinmeier, ha sostenido este martes que Schäuble está “tomando medidas preventivas” para poder esquivar las “acusaciones de estafa electoral” cuando se tomen las próximas decisiones griegas. El SPD no quiere comprometerse aún sobre su postura ante el hipotético tercer paquete de ayudas. Los socialdemócratas han respaldado todos los rescates europeos anteriores en la Cámara baja parlamentaria.

Mientras tanto, en Grecia se agudiza la crisis económica entre el desánimo general. El diario berlinés Die Welt cuenta cómo describe un rotativo ateniense el actual debate alemán: “Schäuble amenaza con nuevas ayudas”.