Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trasladan a la 'Reina del Pacífico' desde la prisión de Louisiana

El abogado de Sandra Ávila Beltrán cree que las autoridades migratorias la están acercando a la frontera con México para su próxima entrega

Sandra Ávila Beltrán, conocida como la reina del Pacífico y acusada de proteger al narcotraficante colombiano Juan Diego Espinosa, El Tigre, ya no se encuentra en la prisión de Louisiana, en Estados Unidos. Su abogado, Stephen Ralls, ha declarado que este miércoles habló con la cárcel y le comunicaron que ya la habían movido, pero sin especificar hacia dónde: "Esperamos que la están acercando a la frontera de México", ha señalado.

El pasado 28 de julio, Ávila Beltrán concluyó la pena de 70 meses de cárcel impuesta por un juez federal de Miami, que consideró que ya había cumplido la condena al pasar cinco años encarcelada en México y uno en Estados Unidos. La mujer, de 52 años, fue entregada el pasado 30 de julio al Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) en el Centro Federal de Detención de Miami y trasladada a un centro de detención de inmigrantes en el condado de Glades, Florida. Después la movieron a otro en Louisiana.

Ralls afirmó que saben por experiencia que las autoridades migratorias hacen un plan de logística, el cual consiste en ir juntando a todas las personas que van a deportar. En un correo electrónica que recoge la agenica Notimex señala: "Es algo así como un camión que va recogiendo alumnos de un sector para llevarlos a la escuela. El caso de Sandra tanto para ellos como para nosotros es especial y por eso tienen que tomar sus precauciones para determinar el lugar por donde será entregada”. El abogado: "Nosotros no podremos saber por cual puerto de entrada ó salida ella será regresada a México, lo que si esperamos es que sea muy pronto", agregó.

Sandra Ávila Beltrán fue detenida el 28 de febrero de 2007 en el Distrito Federa, junto a su pareja, el narcotraficante colombiano Juan Diego Espinosa, El Tigre, considerado el enlace entre el Cartel del Norte del Valle de Colombia y el Cartel de Sinaloa de México. En agosto de 2012, la Reina del Pacífico fue extraditada a EE UU acusada de conspirar para importar y distribuir cocaína a este país entre 1999 y 2004. Sin embargo, estos cargos fueron desestimados y solo se le condenó por ayudar económicamente a evitar la captura de Espinosa, algo que admitió en abril de este año tras siete meses de negociaciones entre sus abogados y la Fiscalía de EE UU.