Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mulá Omar insta a boicotear las elecciones presidenciales afganas de 2014

Los talibanes aspiran a la formación de un Gobierno y afirman que no piensan "monopolizar el poder" una vez que salgan las tropas internacionales

Un vehículo policial dañado tras la explosión de un artefacto en Jalalabad.
Un vehículo policial dañado tras la explosión de un artefacto en Jalalabad. EFE

El líder de los talibanes afganos, el mulá Mohamed Omar, ha dicho este martes que las elecciones presidenciales que deben celebrarse en 2014 en el país asiático son “una pérdida de tiempo” y ha instado a sus conciudadanos a no participar en los comicios. Asimismo, ha prometido luchar hasta que las tropas extranjeras dejen el país.

“Nuestro pueblo piadoso no participará en el teatro engañoso que se ha montado bajo el nombre de elecciones en 2014”, ha dicho Omar en un comunicado difundido con motivo del Eid al Fitr, los tres días de fiesta que celebran el fin del mes sagrado del Ramadán, el próximo viernes.

El líder insurgente ha afirmado que los afganos saben que esos comicios “tienen lugar en realidad en Washington”. Omar ha añadido que con su oficina en el emirato de Catar los talibanes han demostrado que son “independientes, fuertes e inquebrantables en sus decisiones” y que están “dispuestos a tener buenas relaciones” con otros países vecinos que respeten a Afganistán.

Además de la salida de las tropas internacionales, agrupadas bajo el paraguas de la ISAF (Fuerza Internacional para la Asistencia de Seguridad, en sus siglas inglesas), los talibanes también aspiran a la formación de un Gobierno incluyente basado en “principios islámicos”, ha dicho Omar. “No pensamos monopolizar el poder. Los que realmente amen el islam y el país y se comprometan con ambos, independientemente de quiénes sean, de su etnia o su procedencia, pertenecen a esta patria”, ha dicho.

En referencia a la eventual permanencia de bases militares estadounidenses más allá de 2014, el mulá ha afirmado que Estados Unidos debería aprender de la experiencia de los últimos 12 años para no seguir sumando decepciones con la “Administración sin poder de Kabul”.

Las tropas de la OTAN tienen previsto concluir su retirada gradual de Afganistán el año que viene, coincidiendo con los comicios que designarán al sucesor de Hamid Karzai en la presidencia.

El conflicto afgano atraviesa actualmente uno de los momentos más sangrientos desde la invasión de Estados Unidos, en 2001, que propició la caída del régimen talibán. Los insurgentes gobernaron el país asiático con puño de hierro entre 1996 y 2001.

Los talibanes han rechazado anteriormente dos elecciones presidenciales, pero esta es la primera vez que anuncian públicamente el boicot de unos comicios. Durante años, el líder insurgente ha dirigido un mensaje a la población afgana en los días previos a la festividad de Eid al Fitr. Aunque se cree que vive en Pakistán, el mulá Omar no se ha dejado ver ni ha pronunciado discursos en público desde que abandonó Afganistán en 2001.

El mensaje de Omar se produce el mismo día que un policía ha muerto en un atentado en Jalalabad, en la provincia de Nangarhar, azotada por una oleada de violencia desde el viernes.