Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los miembros del nuevo Gobierno egipcio toman posesión de sus cargos

El jefe del Ejército mantiene la cartera de Defensa y es también de viceprimer ministro

El Gobierno interino está encabezado por el exministro de Finanzas Hazem el Beblaui

El presidente Mansur saluda al nuevo primer ministro, el economista Hazem el Beblaui durante el acto de investidura.
El presidente Mansur saluda al nuevo primer ministro, el economista Hazem el Beblaui durante el acto de investidura.

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de EgiptoAbdel Fatah al Sisi, y otros 34 miembros del nuevo Ejecutivo han prestado juramento de sus cargos este martes ante el presidente interino, Adli Mansur, en una ceremonia televisada. El Gobierno interino está encabezado por el economista y exministro de Finanzas Hazem el Beblaui; Al Sisi, que mantiene la cartera de Defensa, pasa a ocupar también el puesto de primer viceprimer ministro.

En un momento de grave crisis económica en el país, se hará cargo de la cartera de Finanzas Ahmed Galal, un economista doctorado por la Universidad de Boston que ha trabajado durante casi dos décadas como investigador en el Banco Mundial. Su principal tarea será negociar un préstamo de 3.650 millones de euros que el FMI condiciona a una serie de reformas de austeridad.

Además de Al Sisi, hay otros dos viceprimer ministros interinos: Hosam Isa, profesor de Derecho en la Universidad de Ein Shams, que ocupa también la cartera de Educación Superior, y el jurista y economista Ziad Ahmed Bahedin. Se mantienen en sus cargos los titulares de Interior, Mohamed Ibrahim; de Turismo, Hizham Zazu; y de Antigüedades, Mohamed Ibrahim.

El primer ministro interino, Hazem el Beblaui, eligió como ministro de Exteriores a Nabil Fahmi, quien fuera embajador en Washington entre 1999 y 2008, durante el Gobierno de Hosni Mubarak. El político liberal Munir Fajry Abdel Nour, cristiano, fue nombrado ministro de Comercio e Industria. Tan solo tres mujeres ocupan carteras en el nuevo Ejecutivo: las de Sanidad, Medio Ambiente e Información - esta última ocupada por la Doria Sharaf el Din, una conocida periodista de la radiotelevisión egipcia.

Los miembros del nuevo Gobierno interino egipcio. ampliar foto
Los miembros del nuevo Gobierno interino egipcio. EFE

La formación del Gabinete, de corte liberal y tecnócrata, supone un paso más en el proceso de transición iniciado tras el golpe militar perpetrado el pasado día 3, que destituyó el presidente islamista Mohamed Morsi. En los próximos seis meses se convocarán un referéndum sobre enmiendas a la Constitución y elecciones legislativas, a las que le seguirán los comicios presidenciales, según los plazos fijados por el nuevo jefe del Gobierno interino.

Para el cargo de primer ministro, inicialmente Mansur tanteó al premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei, el líder opositor del partido Frente de Salvación Nacional, pero se echó atrás después de conocer la oposición frontal del partido salafista Nur al nombramientoEl Baradei fue designado, finalmente, vicepresidente de asuntos internacionales, y este domingo tomó posesión de su cargo.

La Presidencia interina aseguró horas antes del acto de investidura que no se ha excluido a los islamistas ni a ningún sector de la sociedad del Gobierno de transición. Sin embargo, tanto el partido salafista Nur como los Hermanos Musulmanes han rechazado rotundamente la formación del nuevo Gobierno. Partidarios de Nur han criticado al nuevo Ejecutivo por "parcial", mientras la Hermandad insiste en considerarlo "golpista e ilegítimo" y se niega a reconocerlo.

El portavoz de la presidencia interina, Ahmed al Muslimani, ha dicho en rueda de prensa que se ha ofrecido carteras ministeriales al Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes, y al Nur. La Hermandad contestó que rechaza participar del proceso político, y sus partidarios, que permanecen acampados en Ciudad Nasser, El Cairo, desde que Morsi fue depuesto, siguen manifestándose contra los militares y el nuevo Gobierno. Dicen que harán lo que esté en su alcance para devolver al expresidente al poder y demostrarle al mundo que los militares les han robado la legitimidad ganada en las urnas.

El juramento se produce después de que las manifestaciones convocadas por los islamistas el lunes derivaran en disturbios que se prolongaron hasta la madrugada del martes y dejaron siete muertos, 261 heridos y 401 detenidos.