Michelle Bachelet: “Esta es una noche de triunfo de nuestras ideas”

Michelle Bachelet aseguró que los chilenos han votado por una nueva Constitución, una reforma tributaria profunda y la educación gratuita universal

Michelle Bachelet junto al candidato de las primarias Andrés Velasco.
Michelle Bachelet junto al candidato de las primarias Andrés Velasco.M. RUIZ / EFE

“Hoy los chilenos han votado una reforma tributaria que permita avanzar y construir más en nuestro país. Los chilenos han votado por una nueva Constitución”, dijo Bachelet en un discurso de 10 minutos marcado por la defensa de sus propuestas de reformas profundas, que podrá realizar sin mayores contratiempos considerando su alta votación.

Entre gritos de “¡Se siente, se siente, Michelle Presidente!”, la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010) apareció pasadas las 22:00 h. en un salón dispuesto para 200 colaboradores cercanos, invitados especiales y prensa, en el primer piso del Hotel Plaza San Francisco, en el centro de la capital de Chile. Con 1.559.818 votos –los que representan el 73% de las preferencias de los votantes de la coalición de centroizquierda–, la candidata del partido socialista confirmó que es la gran favorita para ganar las elecciones presidenciales del próximo 17 de noviembre.

En su discurso, la médico de 61 años reafirmó sus compromisos de reformas estructurales, aseguró que los chilenos habían votado por una nueva Constitución y anunció su intención de ganar en primera vuelta y así evitar una segunda ronda en diciembre. Antes de salir a la Alameda, la principal avenida de Santiago donde –pese a los 5 grados de temperatura la esperaba un millar de simpatizantes- la exdirectora ejecutiva de ONU Mujeres dijo: “Esta es una noche de triunfo de nuestras ideas”.

Bachelet llegó pasada las 18:00 horas al hotel, justo a la hora en que comenzaban los primeros escrutinios de votos, y esperó en una habitación del tercer piso junto a su familia los resultados que comenzaron a favorecerla ampliamente desde el primer cómputo. Mientras, en el primer piso –donde había medida docena de pantallas de televisión para seguir los resultados– deambulaban una veintena de actores de televisión, directores de cine y cantantes históricamente ligados a la Concertación, la coalición de partidos de centroizquierda que gobernó Chile entre 1990 y 2010. Además, llegaron algunos de los más destacados políticos del bloque y actuales senadores y presidentes de partidos que –en medio de un ambiente distendido y triunfalista– desde muy temprano comenzaron a destacar la aplastante victoria de Bachelet y la escasa votación de los candidatos del oficialismo.

Más información

A las 20:45 Bachelet apareció por primera vez, solo por tres minutos, junto a Claudio Orrego, el gran derrotado de la jornada. El candidato de la Democracia Cristiana, partido históricamente ligado al centro político chileno, apostó por convertirse en el rostro de la renovación política, pero solo obtuvo el tercer lugar con el 8,87% de los votos. Tal como lo había anunciado, Orrego fue el primero de los candidatos del pacto en reconocer el triunfo de la expresidente y dijo que desde mañana se pondrá a trabajar como un “soldado más en pos de la causa comunitaria que es recuperar el Gobierno”.

Bachelet agradeció la disposición de la Democracia Cristiana, partido que –pese a sus diferencias históricas– deberá comenzar a trabajar junto al Partido Comunista (PC) en la conformación de una lista parlamentaria y un programa de gobierno común. A finales de mayo, la inédita decisión de los comunistas de apoyar a Bachelet marcó un hito en la historia del PC, partido que no ha integrado ningún Gobierno desde la Administración de Salvador Allende (1970-1973).

Una de las grandes ausentes de la jornada fue Camila Vallejo. Actual candidata a diputada por el PC, Vallejo –quien será madre de una niña en octubre– es la principal figura del movimiento estudiantil que explotó en Chile en 2011. Pese a que a comienzos de 2012 señaló que jamás haría campaña por Bachelet, la decisión de su partido la obligó a darle su respaldo y se le ha visto en diferentes actividades de campaña.

La candidatura de la Nueva Mayoría de Bachelet deberá conquistar al 13% de los votos que conquistó del independiente y exministro de Hacienda de Bachelet, Andrés Velasco, quien antes de saludar a su antigua jefa había anunciado su intención de no participar en un eventual gobierno de la socialista. Sin embargo, tras su respaldo de esta noche –“ella cuenta con mi respeto y mi voto, y trabajaré porque tenga una buena victoria”, dijo Velasco–, se espera un alto porcentaje de traspaso de sus votos y que solo una porción marginal se vaya a la candidatura del vencedor del oficialismo Pablo Longueira.

El triunfo del abanderado de la Unión Demócrata Independiente fue bien recibido entre los colaboradores de Bachelet, pues calculan que, de haber ganado Andrés Allamand –militante de Renovación Nacional, el partido del presidente Sebastián Piñera–, un mayor número de electores de centro, hubieran optado por el candidato de derecha en noviembre.

Tras la aplastante victoria de esta noche, lo primero que deberá comenzar a definir mañana el equipo de Bachelet es su estructura. La tarea, según el portavoz de la expresidenta Álvaro Elizalde, debe caracterizarse por ser “inclusiva e incluyente” y estar lista durante la semana para así ser anunciada dentro de los próximos diez días.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50