Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El padre de Snowden dice que éste regresaría a EE UU con condiciones

Lonnie Snowden teme que Wikileaks esté manipulando al filtrador

Lonnie Snowden, durante la entrevista a la cadena de televisión NBC.
Lonnie Snowden, durante la entrevista a la cadena de televisión NBC.

Lonnie Snowden, el padre de Edward Snowden, ha enviado una carta al Fiscal General, Eric Holder, en la que asegura que su hijo estaría dispuesto a regresar a Estados Unidos si se le garantizan una serie de condiciones, entre ellas que permanecerá en libertad antes de que comience el juicio por hacer públicos los programas secretos de vigilancia masiva del Gobierno. Así lo ha declarado el señor Snowden en una entrevista concedida a la cadena NBC. En ella, el padre del autor de las filtraciones más dañinas para la seguridad nacional estadounidense, manifiesta sus recelos por que Snowden pueda estar siendo manipulado por Wikileaks.

Su hijo volvería si se le garantiza que no sea detenido hasta que no comience el juicio, que éste no se celebre bajo secreto de sumario y que sea el propio Snowden quien determine en qué lugar pueda ser juzgado

“Amo a mi hijo y me gustaría poder comunicarme con él, pero no quiero ponerle en peligro”, asegura en la entrevista el padre de Snowden. Aunque insiste en que no ha hablado con su hijo desde el pasado mes de abril, Lonnie Snowden parece conocer con precisión las condiciones bajo las que aquél estaría dispuesto abandonar su refugio actual, en un lugar indeterminado de la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, para volar de vuelta a EE UU y enfrentarse a los cargos por espionaje, robo y apropiación de documentos propiedad del Gobiernos, por los que se le acusa.

El señor Snowden asegura que en la carta que ha remitido al Fiscal General a través de su abogado le informa de que su hijo volvería si se le garantiza que no sea detenido hasta que no comience el juicio, que éste no se celebre bajo secreto de sumario, para que se puedan conocer todos los argumentos -una muestra de la transparencia que defiende el exanalista y que comparte su padre-, y que sea el propio filtrador quien determine en qué lugar pueda ser juzgado.

“No creo que mi hijo sea un traidor. Es cierto que ha violado la ley de EE UU, en el sentido de que ha hecho pública información clasificada, y sí, él ha traicionado a su Gobierno pero no creo que haya traicionado a los ciudadanos de este país”, asegura el señor Snowden. El padre del extécnico de la CIA ha manifestado su temor por que su hijo esté siendo manipulado por Wikileaks, que es quien se ha encargado de proporcionar ayuda a Snowden en su evasión hacia Moscú y en la solicitud de asilo a Ecuador y que ya ha contratado un abogado para que lo represente.

“Estoy preocupado por las personas que lo rodean”, reconoce el señor Snowden en referencia a su hijo. “Si nos atenemos a la historia de Wikileaks, vemos que su interés principal no es preservar la Constitución sino filtrar cuanta más información mejor”, sostiene.

Si nos atenemos a la historia de Wikileaks, vemos que su interés principal no es preservar la Constitución sino filtrar cuanta más información mejor”

Lonnie Snowden

No es la primera vez que el padre de Snowden concede una entrevista para la televisión. La misma semana en que se desveló la identidad del autor de las filtraciones, él apareció en un programa de la cadena Fox. Entonces, Lonnie Snowden le pidió a su hijo que “midiera sus pasos” y que “no desvelara más información”. Desde entonces, The Guardian ha publicado la existencia de nuevos programas de espionaje del Gobierno de EE UU sustraidos por Snowden.

Los padres de Snowden se divorciaron en 2001. Su madre, Elisabeth, trabaja en los juzgados de Maryland y sigue viviendo en Ellicot City, a escasos kilómetros del cuartel general de la NSA en Fort Meade, la ciudad donde aquél se crió. LonnieSnowden, funcionario de la Guardia Costera, se mudó a Pensilvania donde ha formado una nueva familia.

Sowden se encuentra atrapado en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú. Con su pasaporte invalidado no puede pasar a Rusia y, de acuerdo con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, su país no puede otorgarle asilo si no se encuentra físicamente en territorio ecuatoriano -la Embajada, por ejemplo- para que su solicitud pueda ser procesada. El presidente de EE UU, Barack Obama, advirtió el jueves desde Senegal que su Administración no va a hacer nada, más allá de las vías legales ordinarias, para lograr el regreso “de un hacker de 29 años”. Quizás la solicitud del padre del filtrador agilice los pasos para una resolución de un conflicto diplomático enquistado.