El ‘sheriff’ Arpaio suspende las redadas contra los inmigrantes

No las reanudará hasta que tenga lugar la vista de apelación de una sentencia que le condenó por discriminar hispanos

El 'sheriff', Joe Arpaio.
El 'sheriff', Joe Arpaio.

El controvertido sheriff Joe Arpaio ha decido suspender temporalmente sus funciones relacionadas con el control de inmigración y sus prácticas agresivas desarrolladas al respecto, ha señalado su portavoz, Brandon Jones, a la agencia Associated Press. Esta nueva actitud del autodenominado sheriff más duro de América ha sido motivada por la última sentencia contra él, dictada a finales de mayo, en la que se le condenaba por discriminación racial contra los hispanos.

“No vamos a desarrollar nuestras potestades en materia de inmigración hasta la vista del recurso a la sentencia [14 de junio]. Hasta entonces, mejor estar a salvo que tener que lamentarnos”, ha dicho Jones. El juez Murray Show falló en su resolución que Arpaio había discriminado de manera continuada a los hispanos de su condado en redadas y controles de tráfico e impidió, como consecuencia, a los miembros de su oficina que emplearan la raza de un ciudadano como único argumento para llevar a cabo las detenciones. En la resolución, el magistrado censuraba que el sheriff diera más prioridad a su lucha contra la inmigración que al resto de funciones de su cargo.

Esta es la primera vez que Arpaio decide cejar en su política de mano dura desde que hace más de siete años decidiera hacer del control de la frontera la bandera de su política. Arpaio, de 80 años, fue reelegido por sexta vez consecutiva en noviembre de 2012. A lo largo de estos años, el sheriff ha copado titulares por criticar de manera furibunda las políticas migratorias de Washington, obligar a los detenidos a llevar uniformes rosas, hacerlos trabajar con cadenas en centros de detención ubicados en pleno desierto o cuestionar la partida de nacimiento del presidente de EE UU, Barack Obama.

La última vez que Arpaio llevó a cabo una de sus polémicas redadas fue hace dos años. Entonces, sus ayudantes estuvieron patrullando durante varios días una zona de mayoría hispana del condado de Maricopa (Arizona), sobre el que tiene jurisdicción, con el objetivo de detener a los infractores de tráfico y autores de delitos menores.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50