Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía del DF, sin pistas de los 11 desaparecidos en una discoteca

Las autoridades aseguran que aún no hay evidencia de que los jóvenes hayan sido secuestrados

Familiares de los desaparecidos, en la sede del Gobierno del DF.
Familiares de los desaparecidos, en la sede del Gobierno del DF. EFE

A cinco días de la misteriosa desaparición de 11 jóvenes del barrio popular de Tepito a la salida de una discoteca del centro de la Ciudad de México, la Fiscalía del Distrito Federal ha reconocido que no tiene más evidencia sobre su desaparición que las denuncias de los familiares. Rodolfo Ríos, fiscal del Distrito Federal, ha descartado –en una entrevista en la radio- que se trate de un secuestro. “Los datos que tenemos, hasta ahorita, es que están desaparecidos. Es decir hasta el momento, no hay ninguna llamada donde soliciten algo a las familias para su liberación”.

Los familiares de los jóvenes reportados como desaparecidos han asegurado a los medios de comunicación que en la mañana del domingo 26 de mayo los jóvenes fueron raptados a la salida de la discoteca Heaven por un grupo armado que vestía de policía. Ríos ha explicado que hasta el momento no existe evidencia de que grupo armado alguno haya estado en la discoteca o de que, incluso, los mismos jóvenes hayan asistido al local de la céntrica Zona Rosa.

Según el fiscal, los equipos de investigación han revisado algunos vídeos de cámaras de seguridad instaladas cerca de la discoteca, sin que hasta el momento se haya detectado el movimiento de un grupo armado o convoy que corrobore la versión de los familiares. “No aparece ningún grupo en donde estás personas hayas sido desaparecidas, privadas de su libertad. Tenemos un análisis de vídeo sobre diferentes tipos de automóviles que han circulado por esos lugares”, ha explicado Ríos.

La discoteca Heaven ha sido objeto de un cateo durante la noche del jueves y la fiscalía ha tomado huellas para comprobar si los jóvenes desaparecidos estuvieron en el sitio. Además, las autoridades han emprendido la búsqueda del dueño del local, Ernesto Espina Lobo, para conocer su versión del rapto luego de que los familiares hayan señalado que fue él quien provocó que los muchachos salieran del local al advertirles de que un operativo policial estaría en marcha en la discoteca. Hasta el momento, la fiscalía no ha conseguido hablar con algún testigo presencial del rapto, a pesar de que los familiares han dado sus testimonios con base en lo que los asistentes al local les han dicho.

Más información