Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Guerra de Siria

Israel advierte de que actuará de nuevo si los misiles rusos llegan a Siria

El ministro de Defensa israelí dice que sabrá "qué hacer" si los misiles S300 llegan a Siria

Ejercicios del Ejército de Israel frente a Siria, en el Golán.
Ejercicios del Ejército de Israel frente a Siria, en el Golán. EFE

El Gobierno de Israel advirtió este martes a Rusia en contra de enviar misiles antiaéreos S-300 a Siria, porque considera que podrían emplearse no sólo contra su Fuerza Aérea, sino también contra objetivos civiles, como el aeropuerto de Tel Aviv. Si esos proyectiles autopropulsados, que tienen un alcance de hasta 200 kilómetros, llegan a Damasco, el ministro israelí de Defensa dijo que su Ejecutivo y la cúpula militar sabrían “qué hacer”.

Desde principios de año, Israel ha atacado objetivos militares en Siria en tres ocasiones, siempre en las inmediaciones de Damasco. El Gobierno de Benjamín Netanyahu no ha admitido la autoría de esos ataques, que según la inteligencia militar norteamericana iban destinados a coartar envíos de armamento sofisticado -misiles iraníes tierra-tierra Fateh 110, en su gran mayoría- a la milicia libanesa Hezbolá, que lucha codo con codo con las tropas de El Asad dentro de Siria.

Este martes, el ministro de Defensa de Israel, Moshe Yaalon, amenazó de forma velada con un nuevo ataque si los misiles S-300 abandonan Rusia con destino a Moscú. “Por supuesto desde nuestro punto de vista es una amenaza. En este momento no puedo confirmar que se estén acelerando las cosas. Los envíos aún no se han puesto en marcha, eso sí lo puedo confirmar, y espero que no lo hagan. Pero si, desgraciadamente, llegan a Siria, sabremos qué hacer", dijo en la base de Ramle del Cuerpo de Defensa Civil.

En el Ejecutivo de Israel, que no suele admitir en público operaciones militares en el extranjero, las palabras de Yaalon suponen una advertencia en toda regla a Damasco.

“Creemos que este comportamiento de entregarle armas a El Asad en este momento crucial de la guerra civil es totalmente erróneo”, dijo en una conferencia en Jerusalén el ministro israelí de Asuntos Estratégicos e Inteligencia, Yuval Steinitz. “Son misiles para defensa aérea, pero los S-300 son también armas de ataque. Con un alcance de hasta 200 o 300 kilómetros, pueden atacar aviones en la zona de Tel Aviv”, añadió. “Este es un tipo de refuerzo, un tipo de apoyo a un régimen brutal que está totalmente equivocado, también desde un punto de vista moral”.

Rusia, el fabricante y vendedor de esos misiles, dijo este martes que la venta de esos misiles obedece a su voluntad de reforzar a Damasco ante injerencias externas. “Creemos que estas entregas son un factor de estabilización y que medidas como estas en muchos sentidos previenen que los radicales exploren supuestos en los que este conflicto podría cobrar una presencia internacional con la participación de fuerzas externas”, dijo en rueda de prensa el ministro de Exteriores ruso Sergei Riabkov, informa la agencia Ria Novosti.

Rusia es uno de los más sólidos aliados de El Asad en la escena internacional. Le ha apoyado en la revuelta que comenzó en marzo de 2011 y, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha vetado, junto a China, tres resoluciones de condena al régimen. El lunes, los ministros de Exteriores de la Unión Europea votaron en Bruselas a favor de levantar el embargo a la venta de armas a sirios, siempre y cuando estas se destinen a las facciones moderadas de la oposición. El embargo está vigente desde mayo de 2011.

El ministro ruso Riabkov criticó repetidamente la decisión de los ministros de Exteriores de los 27 en su conferencia de prensa. “Básicamente la UE está arrojando gasolina a las llamas del conflicto”, dijo en repetidas ocasiones.