_
_
_
_

Lula respalda a Cristina Kirchner ante las críticas de la prensa

El expresidente brasileño alaba a la presidenta argentina por "ayudar a los pobres"

Alejandro Rebossio
Lula, con Cristina Fernández este jueves.
Lula, con Cristina Fernández este jueves.David Fernández (EFE)

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) elogió este jueves en Buenos Aires a la jefa de Estado de Argentina, la peronista Cristina Fernández de Kirchner, y restó importancia a las críticas de la prensa. En la inauguración de una universidad fundada por un sindicato, Lula y Fernández ratificaron la alianza entre los dos países y se intercambiaron halagos.

"Podrán venir todos los medios de comunicación, pero no podrán negar el apoyo que tiene este gobierno (por el de Fernández) en los pobres", dijo Lula mirándola. "Cristina: hace dos años y medio que salí de la presidencia y me puse a pensar que la prensa me dejaría tranquilo, no hablaría mal de mí. Tranquila –se refirió a la presidenta argentina-, hoy la prensa sigue hablando mal de mí y de Dilma (Rousseff) también."

"Me parece increíble que en ocasiones nuestra prensa está exiliada dentro del propio país”, opinó el expresidente ahora investigado por el escándalo de corrupción en su Partido de los Trabajadores (PT). “Cuando uno los critica, dicen que los estamos atacando. Cuando ellos nos atacan, dicen que es democracia", fustigó quien comenzara su carrera como líder sindical, y que no dejó de destacar que el movimiento gremial de los obreros argentinos contaban con tanta “fuerza y energía” como para crear una universidad.

El expresidente de Brasil vaticinó que, "venga quien venga después, nadie podrá negar” que los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Fernández “apoyaron a los pobres”. Comparó su gestión y la de Rousseff con las de los Kirchner: "Los sectores conservadores de Brasil no entienden lo que pasó en esta década. Como no entienden lo que pasó en Argentina en los años 40 (en referencia al Gobierno de Juan Domingo Perón) y lo que pasa ahora. Cuando los gobiernos construyen justicia social, pueden venir todos los canales de televisión a decir lo contrario, pero eso no se olvida", observó Lula.

El exjefe de Estado de Brasil, que antes también había ofrecido una conferencia para empresarios de Argentina, destacó en la nueva Universidad Metropolitana de Educación y Trabajo que con Kirchner había compartido "ideas y proyectos para acercar a ambas naciones, para consolidar la integración regional de Latinoamérica, que hoy vive uno de los momentos más extraordinarios de su historia". También destacó la figura del expresidente venezolano Hugo Chávez en la construcción de la unidad latinoamericana.

"No dejen que los adversarios escriban la historia de lo que ustedes hicieron para Argentina", le recomendó Lula a Fernández. A continuación, ella le respondió: "Nosotros estamos escribiendo la historia. Pero por más que intentan distorsionarla... No sabés las cosas que dijeron de Eva y Juan Domingo Perón, pero no pudieron… Podrán tener diez mil titulares (en la prensa), pero nunca podrán borrar las vivencias que los argentinos han tenido en esta década, eso es imborrable".

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Las declaraciones de Fernández resonaron en unos días en que ha vuelto a recalentarse su enfrentamiento con el Grupo Clarín, el mayor conglomerado de medios de comunicación de Argentina. Primero fueron las denuncias desde Clarín sobre el presunto lavado de dinero de empresarios de estrecha relación con Kirchner. Después las del Gobierno sobre el mismo supuesto delito contra los accionistas de Clarín. Diez diputados kirchneristas presentaron un proyecto de ley para expropiar la mayoría accionaria de la única fábrica argentina de papel para periódicos, hasta ahora controlada por Clarín y el periódico La Nación, también crítico del Gobierno. Un senador kirchnerista después dijo que no era una iniciativa del Ejecutivo. A su vez, el Grupo Clarín publicó que el Gobierno quería intervenirlo.

El alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, firmó un decreto que, con el argumento de defender la libertad de prensa, intenta bloquear cualquier tipo de intervención. Los trabajadores de Clarín, en medio de una discusión salarial con sus patrones, se manifestaron en contra de un hipotético manotazo del Estado sobre el grupo, e incluso muchos colegas de otros medios los apoyaron en un documento conjunto, pero diversas autoridades del Ejecutivo y legisladores kirchneristas han descartado de forma tajante los rumores de intervención.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_