Un camión atropella en México el sueño de un ciclista que recorría América

El italiano Mauro Talini salió de Ushuaia el 1 de enero y pensaba llegar a Alaska a finales de julio

Mauro Talini, el 13 de enero en Argentina.
Mauro Talini, el 13 de enero en Argentina.

La noche antes de morir a Mauro Talini le preocupaba el viento. Estaba a un paso de llegar al desierto de Altar, en el norte de México, que lo dejaría al fin en la frontera con Estados Unidos. Ese día escribió sin saberlo el que sería el último post de su blog. En él hablaba del viento y de los pros y contras de dormir en una tienda de campaña. “Los niveles de azúcar son excelentes, lo malo es que tengo que racionar la comida. El hambre está ahí, pero prevalece el espíritu de supervivencia”.

Mauro Talini tenía 40 años y llevaba 133 días recorriendo el continente Americano. Había salido de Ushuaia, Argentina, el primer día del 2013 y pensaba alcanzar Alaska, EE UU, el 30 de julio. Ni el desierto de Atacama, en Chile, ni la vasta Patagonia pudieron con su empeño. El sueño de sur a norte acabó este lunes en México bajo las ruedas de un camión en la comunidad de Trincheras, Estado de Sonora. Ahora se busca al conductor, que huyó sin mirar atrás.

Talini fue diagnosticado diábetico cuando tenía 11 años. Tras años de no aceptar la enfermedad decidió convertirla en un motor de vida. “La diabetes no tiene límites” se volvió su lema. La gesta americana no era la primera. El ciclista, que en 2004 participó en el Giro de Italia, ya había recorrido Europa. Sus carreras solitarias se convirtieron en su manera de comunicarse con el mundo. Profundo creyente, tenía la convicción de que pedaleando podría extender el mensaje de que la diabetes no supone ningún impedimento.

Su muerte no resulta extraña en un país en el que cada año mueren en las carreteras unas 24.000 personas, según cálculos del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes. El cadáver de Talini espera ahora la llegada de su hermano en una morgue de Caborca (Sonora), un pequeño municipio norteño de calor sofocante y unos 70.000 habitantes. El dueño de la funeraria asegura por teléfono que la familia ya está avisada y que este jueves salieron de Italia rumbo a México.

“Mauro Talini continúa pedaleando desde el cielo”, dice un mensaje colgado en la página web de su último proyecto Una bici, miles de esperanzas. Su blog se quedará para siempre en la ciudad sonorense de Santa Ana preguntándose si el viente sería su aliado para cruzar el desierto. "Ciao hasta luego", se despide.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Inés Santaeulalia

Es la jefa de la oficina de EL PAÍS para Colombia, Venezuela y la región andina. Comenzó su carrera en el periódico en el año 2011 en México, desde donde formó parte del equipo que fundó EL PAÍS América. En Madrid ha trabajado para las secciones de Nacional, Internacional y como portadista de la web.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS