Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cambridge se niega a enterrar el cadáver del sospechoso del atentado de Boston

Las autoridades de la ciudad no autorizan que los restos de Tamerlan Tsarnaev yazcan en su territorio

Su viuda y el Gobierno ruso no reclaman el cuerpo

Tamerlan Tsarnaev, el sospechoso del atentado de Boston, abatido por la policía.
Tamerlan Tsarnaev, el sospechoso del atentado de Boston, abatido por la policía. AP

Las autoridades de Cambridge, Massachusetts, han advertido de que no autorizarán que el cadáver de Tamerlan Tsarnaev, el sospechoso del atentado del maratón de Boston, que falleció tras una persecución policial la madrugada del viernes 19 de abril, sea enterrado en esa ciudad. Su tío, Ruslan Tsarni, está decidido a que los restos de su sobrino mayor descansen en la localidad donde residía con su mujer y su hija y donde se instaló desde que llegó a Estados Unidos en 2003. Ni su viuda, Katherine Russell, ni las autoridades de Rusia, donde residen los padres de los Tsarnaev y donde Tamerlan nació, han reclamado el cadáver.

Los esfuerzos de nuestros ciudadanos para recuperar la paz se verían disminuidos por la agitación y la presencia mediática que provocaría el hecho de que fuera enterrado en esta localidad"

Robert Healy

Aunque la ciudad de Cambridge aún no ha recibido una petición oficial para que el cadáver del mayor de los Tsarnaev sea enterrado allí, su gerente municipal, Robert W. Healy, emitió un comunicado el domingo instando a la familia a que no lo solicitara. “Los esfuerzos de nuestros ciudadanos para recuperar la paz se verían disminuidos por la agitación y la presencia mediática que provocaría el hecho de que fuera enterrado en esta localidad”, indicaba la nota. Healy alega que su decisión está basada en su deber de garantizar la paz en Cambridge. Desde que el cuerpo de Tamerlan Tsarnaev se instalara el viernes pasado en la funeraria Graham Putnam & Mahoney, las protestas frente al establecimiento en contra de que uno de los sospechosos del atentado descanse en suelo estadounidense no han parado de sucederse.

El tío de los Tsarnaev, que se desplazó este domingo a Cambridge para asistir a la preparación del cadáver de su sobrino conforme al rito musulmán, está decidido a enterrarlo en esa localidad. “Él vivía en América. Creció aquí y en los últimos 10 años decidió instalar su hogar en esta ciudad. Tamerlán Tsarnaev no tiene ningún otro lugar donde ser enterrado”, aseguró Tsarni. El propietario de la funeraria, Peter Stefan, ha asegurado que este lunes se dirigirá al gobernador del Estado, Deval Patrick, y al FBI, quien lideró la investigación de los atentados, para que resuelvan esta situación cuanto antes.

No es la primera vez que los cadáveres de los terroristas que han atentado en EE UU tienen dificultades para ser enterrados en este país

El portavoz del FBI, Gregory Comcowich, ha calificado la negativa de los cementerios de Cambridge a albergar el cuerpo de Tsarnaev como una decisión “sin precedentes”. Sin embargo, no es la primera vez que los cadáveres de los terroristas que han atentado en EE UU tienen dificultades para ser enterrados en este país. Los restos identificados de los secuestradores de los aviones que impactaron contra las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001, descansan en un lugar secreto; los de los que obligaron a estrellar el aparato contra el Pentágono, se encuentran bajo un terreno en Pensilvania; en 1997, el Congreso aprobó una norma para impedir que el cadáver del veterano de guerra autor del atentado en Oklahoma City -ejecutado en 1995- yaciera en el cementerio de Arlington.

Stefan asegura que ha recibido llamadas de ciudadanos de otros Estados que estarían dispuestos a ceder una parte de sus terrenos para albergar el cadáver de Tsarnaev. El entierro en un lugar privado parece la solución más plausible y rápida, pero su familia está decidida a que los restos descansen en Massachusetts.

Mientras se resuelve la controversia de dónde y quién es el responsable de enterrar los restos del mayor de los Tsarnaev, la investigación sobre el atentado continúa. Este lunes, agentes del FBI han regresado a la vivienda de Tamerlan Tsarnaev para seguir recopilando pruebas. Su hermano pequeño, Dzhokhar, el único responsable vivo del atentado que acabó con la vida de tres personas e hirió a más de 260, se recupera en una prisión federal. Él fue quien, durante los interrogatorios del FBI, aseguró que Tamerlan fue el cerebro de los ataques.

Su compañero, Robel Phillipos, detenido el pasado 2 de mayo y acusado de obstrucción a la justicia y falso testimonio para ayudar al menor de los Tsarnaev, ha sido puesto en libertad condicional hasta que se determine la fecha del juicio. Philipos fue arrestado junto a otros dos jóvenes y es el único de nacionalidad estadounidense.