Su crimen no le impide ser candidato a alcalde, el papeleo sí

A pesar de que fue captado en 2004 agrediendo a un profesor que falleció tras el ataque, el priista Jacinto Pineda Casimiro quería participar en las elecciones

Jacinto Pineda Casimiro apaleando al profesor Serafín García en 2004.
Jacinto Pineda Casimiro apaleando al profesor Serafín García en 2004.TOMÁS MARTÍNEZ (GRUPO REFORMA)

Al priista Jacinto Pineda Casimiro, conocido como El Diablo, le fue negada la candidatura a edil del municipio de Huaulta de Jiménez (en el Estado de Oaxaca). Su aspiración se ha roto, pero no por haber sido captado en 2004 golpeando a palos al profesor Serafín García, quien murió tras la agresión, sino por no presentar su acreditación original como militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y una constancia que demostrara su conocimiento sobre el partido, según un dictamen de la Comisión Estatal de Procesos Internos del PRI de Oaxaca.

Poco le duraron a Pineda las porras que sus simpatizantes llevaron a la sede del PRI el pasado 23 de marzo cuando el priista presentó su registro como precandidato para las elecciones del próximo 7 de julio. Entonces, de las hemerotecas salieron las imágenes que un fotógrafo del diario REFORMA captó en 2004 en las que se ve a Pineda Casimiro golpeando con un palo al profesor Serafín García, de 63 años, que perdió la vida ese mismo día como consecuencia de la agresión.

Eran las elecciones para Gobernador y el entonces candidato del PRI, Ulises Ruiz, pretendió visitar Huaulta de Jiménez pero una protesta en la entrada de la localidad le impedía realizar su mitin. El Diablo disolvió la manifestación a punta de palos acompañado de otros priistas, entre los que se ha identificado también al exdiputado federal Elpidio Concha. Ni Pineda, ni Concha fueron detenidos tras la agresión al docente y desde entonces se les ha visto en diferentes actos del partido en la región. El año pasado, Pineda acudió a una comida organizada para recibir en Oaxaca al entonces candidato presidencial, Enrique Peña Nieto.

Esta es la segunda ocasión en la que el PRI le niega la candidatura a Pineda. Lo intentó en 2010 y cuando fue rechazado aseguró a la prensa que había sido “por miedo a su estigma”, en referencia a las imágenes de la golpiza al profesor García. Sin embargo, en esta ocasión el PRI ha expuesto que El Diablo sólo presentó una copia simple de su credencial de militante del partido, cuando la convocatoria indicaba que debía entregar una copia certificada de este documento. Además, Pineda tampoco incluyó en su solicitud una constancia del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político A.C. que acreditara sus conocimientos sobre los documentos básicos del PRI.

En cambio entre los documentos que Pineda presentó para postular su candidatura está una constancia de antecedentes penales, expedida por el estado de Oaxaca, que señala que El Diablo no tiene ningún antecedente criminal. Este documento confirma que nunca se siguió acción penal en su contra tras la agresión al profesor García.

La anhelada candidatura a la alcaldía de Huautla de Jiménez por el PRI, finalmente se la ha quedado un militante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Ambos partidos firmaron un acuerdo para participar juntos en las elecciones y han presentado a un candidato. Para la decepción de Pineda el candidato es Pío Sabino Martínez Flores, un profesor.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Sonia Corona

Es la jefa de la redacción de EL PAÍS en México. Cubre temas de Política, Economía, Tecnología y Medio Ambiente. Fue enviada especial para las elecciones presidenciales de 2020 en EE UU. Trabajó en Reforma y El Huffington Post. Es licenciada en Comunicación por la Universidad de las Américas Puebla y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS