Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peña Nieto se enfrenta a la revuelta en dos Estados por la reforma educativa

Los maestros mexicanos suben el tono de las protestas con la toma de un Congreso

Maestros de Guerrero en una marcha la semana pasada.
Maestros de Guerrero en una marcha la semana pasada. AFP

El Pacto por México, buque insignia del Gobierno, se encuentra en suspenso por un escándalo político. Pero no es lo único de ese acuerdo que está en problemas. El futuro de la reforma educativa, el primer gran fruto de ese listado de 95 compromisos firmados por Enrique Peña Nieto y la oposición mexicana, depende de un pulso entre el Ejecutivo y una combativa parte del sindicato de docentes que se resiste a aceptar la nueva ley.

Los maestros, especialmente los del Estado de Guerrero (suroeste del país), han subido el tono de sus protestas, tanto que han logrado "expulsar" a los diputados de la capital del Estado, Chilpancingo, a la ciudad de Acapulco, a más de 80 kilómetros de distancia. Contra la pared, ese Congreso estatal ha aprobado este martes parte de una propuesta sindical que pretende "suavizar", en lo local, la reforma de Peña Nieto, a pesar de que el secretario (ministro) de Educación Pública, Emilio Chuayffet, aseguraba este lunes que si el Congreso del Estado de Guerrero aprobaba la iniciativa de los maestros, acudiría a la Suprema Corte de Justicia para cuestionarle su constitucionalidad.

Con su huida a Acapulco, el Congreso trató de evitar a los manifestantes que los últimos días rodearon la Cámara local para presionar a favor de la norma que proponen. El jueves pasado rompieron cristales e intentaron acceder al edificio.

Los diputados de Guerrero aceptaron comprometerse a tratar de garantizar la gratuidad de la educación –cosa que el Gobierno federal ha negado que esté en discusión-, pero rechazaron el órgano de evaluación autónomo que pretendían crear los maestros guerrerenses a contrapelo del que establece la nueva ley federal. El sindicato de Guerrero estudiaba este martes su postura. Mientras tanto, la resistencia magisterial se extendió a Michoacán y Chiapas, donde también se vivieron protestas y anunciaron un paro indefinido.

Los sindicalistas creen que la reforma educativa de Peña Nieto viola sus derechos laborales, ya que condicionan la estabilidad laboral y los ascensos a un sistema de evaluación independiente, y aseguran que la intención del Gobierno del PRI es privatizar la enseñanza. Las protestas las protagonizan los educadores vinculados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, un sindicato disidente al principal, el SNTE -antes dirigido por 'la Maestra', Elba Esther Gordillo, detenida en febrero por delincuencia organizada y lavado de dinero.

México figura en el último lugar en el Informe Pisa de 2009 de los 34 países integrantes de la OCDE, y los Estados de Guerrero y Oaxaca están entre los que sufren mayores problemas de baja escolaridad.