Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alto mando en el Pacífico toma en serio las amenazas de Corea del Norte

El almirante Locklear ha recordado que Corea del Norte mantiene un número importante de fuerzas de combate en la zona desmilitarizada

El almirante Samuel Locklear, el más alto mando de la Armada estadounidense en el Pacífico.
El almirante Samuel Locklear, el más alto mando de la Armada estadounidense en el Pacífico. EFE

El más alto mando de la Armada estadounidense en el Pacífico, el almirante Samuel Locklear, ha asegurado hoy en el Senado de EEUU que las amenazas de Corea del Norte son “claras” y amenazan de manera "directa a la seguridad nacional de EEUU, a la paz y a la estabilidad regional". Locklear ha declarado que el sistema de defensa estadounidense está capacitado para interceptar un misil balístico lanzado por Pyongyang, en un momento en que las relaciones entre Occidente y el último régimen estalinista están en sus niveles más bajos desde el final de la Guerra de Corea en los años cincuenta.

Locklear, que ha comparecido en una audiencia del Comité de Servicios Armados del Senado, ha advertido de que los movimientos de las últimas semanas ejecutados por Pyongyang “subrayan la necesidad de una defensa antimisiles eficaz” y se ha mostrado satisfecho con la preparación del Pentágono ante un eventual ataque. El almirante ha recordado que Corea del Norte mantiene un número importante de fuerzas de combate en la zona desmilitarizada y ha insistido en que tanto Corea del Sur como Estados Unidos están “preparados hoy” para responder a un ataque del régimen norcoreano.

El militar ha informado al Comité que Kim Jong-un, el joven e inexperto nuevo líder del país, ha usado el año pasado para consolidar su poder. EEUU y Corea del Sur creen que Corea del Norte podría lanzar un misil alrededor del 15 de abril, aniversario del nacimiento del fundador del Estado norcoreano, Kim Il-sun

Varios senadores del Comité han presionado a Locklear para que elaborase sobre cómo respondería el Pentágono ante un ataque de Pyongyang. El senador republicano John McCain ha preguntado a Locklear si él recomendaría interceptar cualquier misil norcoreano y derribarlo, a lo que el almirante ha contestado que no es partidario de detener un misil sin saber cuál es el objetivo

Estados Unidos ha fortalecido su defensa en el Pacífico con el envío de destructores y sistemas antimisiles ante las amenazas de Corea del Norte

Estados Unidos ha fortalecido su defensa en el Pacífico con el envío de destructores y sistemas antimisiles ante las amenazas de Corea del Norte y el incremento de las tensiones con el país asiático en las últimas semanas. “Creo que en las últimas semanas hemos demostrado a Corea del Norte nuestra capacidad para defender a nuestros aliados y defender nuestra casa", dijo el almirante en referencia a las maniobras conjuntas con Corea del Sur ante la escalada de tensiones con Pyongyang.

Locklear consideró que los ejercicios que se llevan a cabo por fuerzas militares estadounidenses y surcoreanas "han sido una gran oportunidad" para desarrollar y asegurar que se ejecute una buena respuesta a medida que aumentan las amenazas, de manera que haya “un modo predecible de manejar las provocaciones" de Corea del Norte. Pyongyang ha amenazado en varias ocasiones con atacar la base de Guam, territorio no incorporado de EEUU que se encuentra a unos 3.200 kilómetros de Pyongyang y, por tanto, dentro del rango de algunos misiles norcoreanos.

La Administración de Barack Obama continúa tomando medidas en respuesta a la retórica y las acciones norcoreanas, según ha informado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aunque "la retórica belicista" de Pyongyang forma parte de "un patrón" de conducta del régimen. “Hemos visto este tipo de retórica belicista, este tipo de declaraciones provocadoras, de manera consistente en los últimos días y semanas, pero también como parte de un patrón de comportamiento, en los últimos años, del régimen norcoreano”, ha puntualizado Carney.