_
_
_
_
DÍA DEL RECUERDO DEL HOLOCAUSTO

Netanyahu: “El odio a los judíos ha sido sustituido por el odio al Estado judío”

Israel conmemora los 70 años del levantamiento del gueto de Varsovia contra los nazis

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Netanyahu, durante el acto de homenaje a las víctimas del Holocausto en Jerusalén.
Netanyahu, durante el acto de homenaje a las víctimas del Holocausto en Jerusalén.ABIR SULTAN (EFE)

“Del olvido del Holocausto hemos ascendido a la cima de Sión”. En el inicio de las conmemoraciones del día del recuerdo del Holocausto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, recordó a los seis millones de judíos que habitan en su país que nunca deberían dejar en manos de otros países la defensa de sus derechos y de su misma existencia. “El odio asesino contra los judíos no ha desaparecido del mundo, sino que ha sido reemplazado por el odio asesino contra el Estado judío”, dijo.

El día del recuerdo del Holocausto se celebra, según el calendario hebreo, el 27 de Nisán, 12 días después del levantamiento del gueto de Varsovia, del que este año se cumplen 70 años. Fue la mayor revuelta de judíos en el contexto de la II Guerra Mundial. En ella, varios cientos de jóvenes residentes del gueto, en la Polonia ocupada, se levantaron en armas contra el intento de los soldados nazis de trasladar a los judíos allí residentes al campo de exterminio de Treblinka. Fue un acto de desesperación, infructuoso. Murieron 14.000 rebeldes en la lucha, y los nazis llevaron a Treblinka a decenas de miles de judíos.

“Existe una línea clara que une la resistencia en los guetos, en los campos de concentración y en los bosques, con el renacimiento y la valentía del Estado de Israel”, dijo en el acto solemne organizado en Yad Vashem, el museo del Holocausto en Jerusalén, el presidente israelí, Simón Peres. “Es una línea de dignidad, de renovada independencia, de responsabilidad mutua, de exaltar el nombre de Dios. Como un rayo de esperanza que no se apaga incluso durante la terrible angustia. Los combatientes del gueto luchaban por la vida, incluso cuando las circunstancias eran de angustiosa desesperación”, añadió.

Lo que ha cambiado ahora es nuestra capacidad de defendernos a solas" Benjamín Netanyahu

Netanyahu dijo en su discurso que existen hoy en día naciones que buscan un nuevo tipo de Holocausto. “Irán declara abiertamente su intención de destruir el Estado de Israel, y está empleando todos los medios a su alcance para lograr ese fin. Lo que ha cambiado ahora es nuestra capacidad de defendernos a solas”, advirtió el primer ministro. “Apreciamos los esfuerzos de la comunidad internacional por detener el programa nuclear, pero en ningún punto vamos a dejar nuestro destino en las manos de otros, ni siquiera en las de nuestros mejores amigos”, añadió.

Como es habitual, a las 10 de la mañana del día del recuerdo del Holocausto, que en el calendario gregoriano coincide este año con el lunes 8 de abril, sonarán las alarmas en Israel durante dos minutos, y la gran mayoría de la población se detendrá silenciosa donde se halle, en recuerdo de los seis millones de judíos fallecidos a manos de los nazis. Justo este año, la población judía en Israel ha alcanzado esa simbólica cifra de seis millones, superando demográficamente por primera vez a Estados Unidos.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

En la ceremonia inaugural, en Yad Vashem, se encendieron seis antorchas, en homenaje a los seis millones de fallecidos en la Europa controlada por Adolf Hitler. Además del presidente del museo, Avner Shalev, prendieron el fuego cuatro supervivientes del Holocausto -Otto Pressburger, Eliezer Eizenschmidt, Miriam Liptcher y Baruch Kopold- y Sima Hochman, viuda de un quinto, que falleció recientemente por causas naturales. La semana pasada los gerentes del museo anunciaron que esperan haber recogido los nombres de los seis millones de víctimas del Holocausto en los próximos tres años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_