Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un marine mata a dos compañeros en la base de Quantico en Virginia

Trágica semana para el Cuerpo de Infantería de Marina EEUU. El lunes morían siete 'marines' en un ejercicio con fuego real en Nevada.

Entrada a la Base de Marines en Quantico (Virginia).
Entrada a la Base de Marines en Quantico (Virginia). AFP

Un marine acabó a tiros con la vida de dos de sus compañeros en la noche del jueves en la base de Quantico (Virginia) para después quitarse la vida, según han informado las autoridades militares. Por el momento, se desconocen los motivos que provocaron el fatal suceso y no se han hecho públicas las identidades de las víctimas hasta que se notifiquen las muertes a sus familiares. “Ha sido una larga noche”, acertó a decir el coronel David Maxwell, a cargo de la base.

El ataque ocurrió en los barracones pertenecientes a los profesores de la base y no de los estudiantes, como se creyó en un primer momento. El tirador era un hombre y sus víctimas un hombre y una mujer, ésta última encontrada muerta junto al asesino en el almacen donde se refugió y en el que se quitó la vida mientras era cercado por la policía militar.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, “estaba entristecido debido al tiroteo” en Quantico, dijo el portavoz del Pentágono, George Little. “Esta tragedia, igual que la tragedia de Nevada a principios de la semana, se llevó las vidas de marines que voluntariamente sirven a su nación”, prosiguió Lettle. “El corazón y las plegarias [del secretario Hagel] están con ellos y sus familias. Está seguro de que la fuerza legendaria del Cuerpo de Marines de EEUU garantizará que sean recordados para siempre”, finalizó el portavoz del Pentágono.

El lunes, siete marines resultaban muertos en una base de Nevada cuando realizaban maniobras con fuego real con morteros. Los fallecidos son: Joshua M. Martino, de 19 años (Pensilvania); David P. Fenn II, de 20 años (Florida); Roger W. Muchnick Jr., de 23 años (Connecticut); Joshua C. Taylor, de 21 años (Ohio); Mason J. Vanderwork, de 21 años (Carolina del Norte); William T. Wild IV, de 21 años (Maryland), y Aaron J. Ripperda, de 26 años (Illinois). Todos pertenecían al primer batallón del noveno regimiento del cuerpo de infantes de Marina, con base en Camp Lejeune (Carolina del Norte).

La base de Quantico, a unos 60 kilómetros al sur de Washington, también alberga a la academia de instrucción del FBI. Su Escuela de Candidatos a Oficiales proporciona el entrenamiento básico de los infantes de Marina interesados en ser oficiales. Según la página web de la infantería de Marina, la misión de la Escuela de Candidatos a Oficiales es entrenar, seleccionar y evaluar candidatos. La instrucción incluye enseñanza académica y entrenamiento físico.