Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un senador de EE UU pide a la ONU que investigue la muerte de Payá

Bill Nelson envía una carta a Ban Ki-moon en la que explica que, tras la nueva versión ofrecida por Ángel Carromero, es necesario que se aclaren los hechos

El senador Bill Nelson, junto a la congresista Kathy Castor y la bloguera cubana, Yoani Sánchez.
El senador Bill Nelson, junto a la congresista Kathy Castor y la bloguera cubana, Yoani Sánchez.

El senador demócrata por Florida Bill Nelson ha remitido una carta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en la que pide que la organización lleve a cabo una investigación independiente del accidente de tráfico que costó la vida al disidente cubano Oswaldo Payá. Nelson asegura que la nueva versión sobre las causas del siniestro que ofreció a The Washington Post Ángel Carromero, el español que conducía el vehículo, obliga a aclarar lo que sucedió realmente.

“A la luz de la nueva información sobre la muerte del líder opositor, le pido que nombre una comisión independiente que investigue los hechos que rodean al accidente de coche en el que perdió la vida”, comienza la carta. Nelson ha hecho este anuncio antes de comenzar una reunión con la bloguera y activista cubana, Yoani Sánchez, que este martes ha visitado el Capitolio para explicar la realidad cubana a los congresistas de EE UU.

De acuerdo con la versión oficial del Gobierno cubano, el pasado 22 de julio el coche que conducía Ángel Carromero se salió de la carretera, a pocos kilómetros de la ciudad de Bayamo, e impactó contra un árbol. En el choque perdieron la vida los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero. Esa misma versión es la que reconoció Carromero ante la justicia cubana, por la que fue condenado a cuatro años de prisión por homicidio involuntario. Tras ser extraditado a España, a principios de este año le fue concedido el tercer grado.

Carromero, sin embrago, cambió radicalmente la versión de los hechos en una entrevista publicada por The Washington Post el pasado 7 de marzo, la primera que ofrecía a un medio de comunicación tras ser puesto en libertad. El español aseguró allí que el coche que conducía fue embestido por un vehículo con la matrícula del Gobierno cubano, que fue drogado tras el accidente, que le obligaron a declarar bajo amenazas que fue un descuido suyo el que provocó que se saliera de la carretera y que el juicio en la isla fue una farsa.

Carta enviada a Ban Ki-moon.
Carta enviada a Ban Ki-moon.

“Esta nueva información”, dice el senador en su carta, “obliga a la comunidad internacional a insistir parea que se desarrolle una nueva investigación”. El Senado de EE UU ya aprobó por unanimidad una resolución en la que exige al Gobierno de Cuba que permita la entrada en la isla a un grupo imparcial que aclare lo sucedido.

Sánchez también ha solicitado que la comunidad internacional presione al régimen castrista para que reabra la investigación sobre la muerte de los dos disidentes. “El testimonio de Carromero ha sido largamente esperada por la familia de Payá y por la sociedad civil cubana”, ha indicado Sánchez. “En su nueva versión hay suficientes elementos para abrir el caso y repensar en lo que sucedió el pasado 22 de julio”.