Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de muertos en combates en las montañas del norte de Malí

Al menos 65 islamistas y 13 soldados chadianos han muerto en los últimos enfrentamientos en las montañas de Ifoghas, el gran refugio de los yihadistas

Control del Ejército maliense en Gao.
Control del Ejército maliense en Gao. AFP

Al menos 65 rebeldes yihadistas y 13 soldados del Ejército de Chad han muerto en violentos enfrentamientos en las montañas de Ifoghas, en el norte de Malí, aseguró este sábado la televisión nacional chadiana. Los enfrentamientos son los más graves desde que, con la intervención francesa, empezó la guerra para liberar el norte de Malí, el pasado 11 de enero.

En las montañas del macizo de Ifoghas, en el norte de Malí, los militares chadianos colaboran con las tropas francesas para expulsar a los grupos de islamistas que lo usan como refugio. Chad es el país africano que más tropas ha mandado a Malí (1.800 soldados) para apoyar a Francia en su intervención y la mayoría se han desplegado en la zona de Kidal y de Ifoghas, donde se libra la fase más complicada de la guerra.

Los islamistas se retiraron de las grandes ciudades de la región sin oponer apenas resistencia cuando Francia inició la ofensiva. Pero tras la fase de “liberación” se abrió la guerra de guerrillas consistente en infiltraciones de islamistas en la ciudad de Gao y en ataques y atentados suicidas en Gao, Kidal y Tessalit. La semana pasado hubo por segunda vez combates en el centro de Gao, la ciudad más poblada del norte del país.

Así como en Tombuctú y Gao los militares franceses colaboran con el Ejército maliense, que entró en los núcleos urbanos tras barrerlos los primeros de islamistas e independentistas, no sucede lo mismo en el frente del conflicto: la ciudad de Kidal y las montañas de Ifoghas. En primera línea están solo franceses y chadianos, mientras que en Kidal reina un particular equilibrio entre franceses, sus aliados chadianos y, sorprendentemente, los milicianos del Movimiento de Liberación Nacional del Azawad (MLNA), que es el grupo rebelde tuareg que inició la rebelión en enero de 2012 y, por consiguiente, el que desencadenó el conflicto actual. En un principio el MLNA se alió con islamistas radicales vinculados a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), pero más adelante tuvieron discrepancias y actualmente se han acomodado con las tropas francesas.

Mientras tanto, en el vecino Níger, Estados Unidos ha desplegado un contingente de 100 soldados y varios aviones no tripulados (drones) para sobrevolar y explorar las montañas del desierto de Malí desde el aire. La información recogida por sus hombres en la frontera será compartida con la inteligencia francesa.

Con la intensificación de la guerra y tras el secuestro de una familia francesa en Camerún, crece el miedo y la alerta para los expatriados franceses en África del Oeste y en toda la zona del Sahel.