Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

California ofrece un millón de dólares por la captura del expolicía asesino

En la última semana, el fugitivo, Christopher Dorner, habría matado a tres personas en Los Ángeles

Fotografía facilitada por la policía de Los Ángeles, Estados Unidos que muestra al expolicía sospechoso de un doble homicidio Christopher Dorner.
Fotografía facilitada por la policía de Los Ángeles, Estados Unidos que muestra al expolicía sospechoso de un doble homicidio Christopher Dorner. EFE

La policía de California ha ofrecido este lunes una recompensa de un millón de dólares a cualquier persona “que consiga capturar” al expolicía Christopher Dorner, de 33 años, sospechoso de cometer un doble homicidio y de disparar a tres agentes y acabar con la vida de uno de ellos. Tras anunciar la semana pasada una “caza al hombre” a gran escala para Dorner, la desesperación es patente entre los agentes de California que, además, han decidido reabrir la investigación y "comenzar de nuevo". 

“Nuestro compromiso de atrapar a Dorner es firme. Nuestra confianza en que lo conseguiremos es inquebrantable”, ha señalado en rueda de prensa el alcalde de la ciudad de Los Ángeles, Antonio Villarraigosa. “No vamos a tolerar que el terror reine en esta ciudad”, ha añadido. "Parece que el motivo de estos crímenes es la venganza tras haber sido despedido del cuerpo policial en el año 2008", explicó la semana pasada Charlie Beck, jefe de la policía de Los Ángeles.

Aunque los agentes han recibido varias posibles pistas, de momento, ninguna ha conducido todavía a Dorner. El expolicía es sospechoso de matar la semana pasada, en Irvine, una localidad al sur de Los Ángeles, a Keith Lawrence y su prometida Monica Quan, hija de Randy Quan, un policía jubilado al que culpó de su despido por hacer declaraciones falsas sobre su persona. Dos días más tarde, durante la noche del miércoles, el expolicía disparó a dos policías en Riverside, municipio situado al este de la ciudad californiana. Uno murió y otro resultó herido. En la huida, disparó una vez más hiriendo a un tercer policía.

"El exagente es peligroso y lo que ha hecho es escalofriante", aseguraron entonces las autoridades tras divulgar una foto del sospechoso y pedir ayuda a la comunidad. Según la imagen, Dorner es un hombre afroamericano, mide 1,80 metros y pesa unos 120 kilos. Además, conduce una camioneta Titan gris y "sospechamos que podría haber cambiado las matrículas", ha añadido Beck.

El Cuerpo policial de Los Ángeles, además, de responder a las emergencias típicas de su servicio público, este fin de semana se han celebrado los Grammy en la ciudad, está protegiendo a docenas de familias que “estarían bajo la amenaza de Dorner”. El pasado lunes, el sospechoso publicó un manifiesto en Internet de 20 páginas en el que prometía acabar con la vida de un compañero de trabajo al que acusa de su despido hace cuatro años, así como la de otros agentes y sus familiares.

El escrito fue divulgado por la cadena de televisión ABC y otros medios estadounidenses. “Nunca tuve la oportunidad de tener una familia propia así que voy a acabar con la tuya (...) Te voy a sorprender en el trabajo, en tu casa, mientras comes o duermes", explica este hombre en el documento, refiriéndose a Quan además de a otras personas. Entre sus objetivos, se incluyen gais y personas asiáticas pertenecientes al cuerpo de policía. “Me dirijo a esas lesbianas que son supervisoras y que tienen como único objetivo degradar a los agentes masculinos. Quiero que sepan que ustedes son mi principal objetivo”, continúa en texto.

"Acabaré con todo esto cuando el departamento de policía diga la verdad sobre mi inocencia. ¡Públicamente! Lo que quiero es recuperar mi nombre y punto. No hay negociación". "Todo este daño es necesario, no lo disfruto, pero tengo que hacerlo para que ocurran cambios sustanciales dentro del cuerpo y mi nombre quedé limpio”, agrega Dorner en el manifiesto.

 

 

Más información