Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Haya exige la extradición de Senusi, exjefe de espías del régimen de Gadafi

Senusi está acusado de crímenes contra la humanidad por su represión de la revuelta que derribó al exdictador libio

Abdulá Senusi, exjefe de los espías libios, en agosto de 2011.
Abdulá Senusi, exjefe de los espías libios, en agosto de 2011. AP

La Corte Penal Internacional (CPI) ha pedido a Trípoli la extradición de Abdulá Senusi, exjefe de espías del fallecido líder libio Muamar Gadafi. Acusado de crímenes contra la humanidad por la propia Corte, los abogados de Senusi han solicitado a sus jueces que lo reclamen porque temen que el juicio no sea imparcial en su país. La CPI ya había ordenado su arresto en 2011, por su papel en la represión contra los civiles durante la revuelta que derribó el régimen libio. Senusi huyó a Mauritania, pero fue devuelto en 2012 a Libia, donde espera el inicio del proceso en su contra.

Los cargos contra el antiguo responsable del espionaje libio son similares a los que afronta Saif el Islam, hijo de Gadafi: persecución y asesinato de los insurgentes, violación y corrupción. El vástago predilecto del dictador muerto era, según la Corte, un primer ministro de hecho que daba las órdenes. Senusi las ejecutaba. Según las organizaciones humanitarias, entre ellas Human Rights Watch, a los miles de muertos caídos en los enfrentamientos, hay que sumar 300.000 desplazados internos y 700.000 refugiados en países vecinos.

El pasado agosto, el Consejo Nacional de Transición libio anunció que Saif el Islam será juzgado en la ciudad de Zintán (noroeste libio). Allí se encuentra retenido desde su captura hace dos años. La CPI no se opondrá a ello si Trípoli demuestra que dispone de un sistema judicial fiable y con garantías. Como la situación sigue siendo inestable, y temiendo una posible sentencia de muerte en su tierra (la CPI solo impone penas de cárcel), los abogados de Senusi han recurrido en su nombre a La Haya, sede de la CPI. Trípoli no ha respondido todavía.