Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sospechas de la implicación de un senador en un caso de corrupción

Bob Menéndez sustituye a John Kerry al frente del Comité de Asuntos Exteriores y es uno de los impulsores del pacto para la reforma migratoria

El senador demócrata, Bob Menéndez.
El senador demócrata, Bob Menéndez. AFP

Un confuso caso de corrupción en el que se ha visto implicado Bob Menéndez, un destacado senador demócrata por Nueva Jersey que el martes sucedió a John Kerry al frente del Comité de Asuntos Exteriores de la cámara Alta, amenaza con desestabilizar al Partido Demócrata en el Congreso. A Menéndez se le implica en unos viajes, a expensas y a bordo del avión privado de uno de sus donantes, a la República Dominicana para mantener relaciones sexuales con prostitutas.

El registro que el martes pasado llevó a cabo el FBI en la residencia de Salomon Melgen, un doctor de Florida y conocido donante de Menéndez, ha centrado la rueda de prensa que este jueves ha ofrecido el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid. Reid ha eludido manifestarse sobre la investigación del FBI pero se ha referido a Menéndez como “su amigo”.

A Menéndez se le implica en unos viajes, a expensas y a bordo del avión privado de uno de sus donantes, a la República Dominicana para mantener relaciones sexuales con prostitutas

La web conservadora The Daily Caller informó en noviembre de 2012 de que Menéndez había viajado a la República Dominicana en varias ocasiones en el avión privado de Melger para mantener encuentros sexuales con prostitutas. La semana pasada, el mismo portal aseguró que el FBI estaba investigando si esas prostitutas eran menores de edad –lo que constituiría un delito de acuerdo con la ley federal de EE UU-. El FBI ha declinado informar sobre los motivos del registro en la vivienda de Melger o sobre si el propio Menéndez está siendo objeto de investigación”, según informa The Washington Post.

“El Doctor Melgen es un amigo y un simpatizante político del senador Menéndez desde hace muchos años”, afirmaba el comunicado que el equipo de Menéndez publicó el miércoles. “El senador ha viajado con el doctor Melgen en su avión en tres ocasiones, todas las cuales han sido pagadas y de las que se ha informado puntualmente. Cualquier acusación relacionada con la prostitución ha sido inventada por un blog de claro posicionamiento político de derechas y son falsas”.

Ese mismo miércoles, la oficina de Menéndez rectificaba el comunicado sustituyendo “tres viajes” por “varios”, tras constatar que el número de vuelos que se habían notificado al Congreso no eran los correctos, y aseguraba que el senador había emitido un cheque de casi 60.000 dólares por valor de dos de los viajes que realizó a la República Dominicana en 2010. “El senador ha reembolsado de su cuenta personal dos viajes personales de los que no se había informado, pero que ya han sido reseñados”, explicó la portavoz de Menéndez, Tricia Enright, que añadió que el senador no tenía la obligación de poner en conocimiento esos vuelos por tratarse de viajes privados pero que, en lugar de consignarlos como “exenciones de amistad”, como podía haber hecho, había decidido abonarlos.

“El senador ha reembolsado de su cuenta personal dos viajes personales de los que no se había informado, pero que ya han sido reseñados”

Menéndez, el único hispano miembro del Partido Demócrata en el Senado, es uno de los principales impulsores del pacto bipartito para la reforma migratoria que el lunes se presentó en la cámara Alta. Desde entonces, Menéndez no ha estado presente en ninguna de las ruedas de prensa para defender la reforma de la legislación sobre inmigración que se han celebrado en el Congreso. De hecho, la que hoy ha protagonizado Reid tenía como objetivo explicar su propósito de enviar el plan al Comité Judicial del Senado.

El senador por Nueva Jersey ya negó rotundamente en noviembre haber mantenido relaciones sexuales con prostitutas. Al margen de las consecuencias penales, si las hay, que se deriven de su comportamiento en la República Dominicana, haber aceptado viajes a expensas de un donante sin haberlos notificado convenientemente a la Comisión Electoral Federal, sí podría constituir delito. El Comité de Ética del Senado, encargado de velar sobre el comportamiento de sus miembros, ha está comprobando las alegaciones que aseguran que Menéndez aceptó regalos inapropiados de su donante, de acuerdo con las informaciones de The Washington Post.