Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN MALÍ

Los líderes del África occidental perfilan el despliegue de sus tropas

Los países de la Cedeao analizan los detalles y el calendario de la operación militar en Malí

Fabius: "Si Francia no hubiera intervenido, Malí ya no existiría"

Reunión de los países de la Cedeao en Abiyán.
Reunión de los países de la Cedeao en Abiyán. AFP

Con llamamientos a la comunidad internacional y peticiones de ayuda efectiva, los jefes de Estado y de Gobierno de los países que forman la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) han estudiado este sábado en Abiyán (Costa de Marfil) la contribución de sus Ejércitos al despliegue militar francomaliense que combate a los terroristas islámicos en el norte de Malí. Alassane Ouatara, presidente del país anfitrión de la cumbre, ha solicitado un "compromiso internacional más amplio" en Malí.

En una reunión a puerta cerrada, los mandatarios de la Cedeao han perfilado los detalles y, sobre todo, el calendario de la operación militar, que ha sido bautizada como MISMA (Misión Internacional de Apoyo a Malí, en sus siglas en francés). La misión estará compuesta en gran parte por militares de estos países del África occidental, será liderada por Nigeria y constará en total de 5.500 efectivos —que en teoría serán enviados de forma inminente— para ayudar a franceses y malienses a luchar contra los “extremistas y narcoterroristas que ocupan el norte de Mali”, como ha definido a los grupos salafistas y tuaregs que se han hecho fuertes en esa zona Ouattara, asimismo presidente en ejercicio de la CEDEAO.

Hasta la fecha solo han llegado a Bamako un centenar de soldados nigerianos y togoleses. Actualmente hay 2.000 soldados franceses sobre el territorio de Malí, una cifra que podría aumentar hasta 2.500 según París.

Hace meses que el plan de la MISMA está encima de la mesa —un plan que la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, describió literalmente como “una mierda”—, pero por ahora no se ha hecho efectivo. El gran obstáculo sigue siendo su financiación. No queda claro quién pagará la operación militar africana, que Francia considera “prioritaria y urgente”, según Laurent Fabius, ministro de Exteriores francés, también presente en Abiyán. Hace días que se anuncia que los primeros 2.000 hombres de la MISMA deberían llegar a Bamako en horas, pero los movimientos de la misión dependerán mucho de la reunión de donantes que se celebrará en Adis Abeba el próximo 29 de enero, en la que se espera lograr fondos.

Aunque la MISMA integrará también a soldados chadianos y burundeses, su dirección y pilar serán los de la Cedeao, un órgano regional que ha efectuado tres intervenciones militares desde su creación en la guerras civiles de Liberia, Sierra Leona y Guinea Bissau. Nigeria, la gran potencia militar de la zona, salió de Liberia con la reputación manchada por acusaciones de tráfico y de violaciones de los derechos humanos.

Antes de empezar la cumbre, Outtara ha insistido en el carácter global de la guerra de Malí, considerando que la lucha contra el terrorismo no atañe a Malí o al Sahel solamente, sino a todo el mundo.

“Francia no está sola”, ha insistido Laurent Fabius desde Abiyán. “Tenemos el apoyo logístico europeo y el apoyo militar de las tropas africanas”, añadió el jefe de la diplomacia francesa. Por otra parte, el ministro se ha defendido de las acusaciones de postcolonialismo, esgrimiendo que “no hay intereses económicos” detrás de la intervención. "Con todos los respetos, Malí es un país pobre”, ha añadido. “Simplemente, si no hubiéramos intervenido ahora ya no existiría Malí”.