Clinton califica el secuestro de rehenes en Argelia como un “acto terrorista”

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, en un instante previo a su comparecencia ante los medios esta semana.
La secretaria de Estado, Hillary Clinton, en un instante previo a su comparecencia ante los medios esta semana.JUSTIN SULLIVAN (AFP)

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, afirmó este viernes que la el secuestro de decenas de occidentales en una planta energética de Argelia es “un acto terrorista” y que la prioridad de Estados Unidos es la resolución de la crisis con la menor pérdida de vidas humanas posible. Clinton ha conversado a diario desde el miércoles con el ministro de exteriores argelino y ayer pudo conocer de primera mano el desarrollo de las operaciones de rescate.

“Hemos pedido que se tomen todas las medidas necesarias para proteger a los rehenes. Sabemos que varios de ellos siguen retenidos y están en peligro”, aseguró Clinton. “No podemos olvidar que se trata de un acto terrorista y que estamos ante una situación extremadamente seria”.

La secretaria de Estado manifestó asimismo sus condolencias con los familiares de los rehenes fallecidos y su preocupación por los que todavía están en peligro. Clinton conversó con el primer ministro argelino “para conocer el verdadero alcance de la situación” y trasladarle que la prioridad ahora es “proteger las vidas de personas inocentes”.

“Es absolutamente imprescindible que profundicemos y ampliemos nuestros esfuerzos en la lucha contra el terrorismo”, dijo Clinton. La secretaria pidió además a sus aliados que “estén listos” para “para aumentar el apoyo que ya proporcionamos a los países de esta región”.

El departamento de Estado afirmó este viernes que la situación en Argelia seguía siendo “extremadamente fluida”. Las autoridades estadounidenses no han revelado ningún detalle sobre la evolución de las operaciones en la planta energética ni el estado de ninguno de sus ciudadanos en el país “por razones de seguridad”, según afirmó su portavoz, Victoria Nuland.

“La conversación telefónica fue una oportunidad para obtener la perspectiva del ministro de exteriores argelino sobre lo que está ocurriendo en el terreno y cómo se ha desarrollado la situación”, explicó Nuland. “Clinton le expresó su preocupación por nuestros ciudadanos y obtuvo algunos detalles sobre ello”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El Departamento de Estado mantiene una línea de comunicación permanente “a todos los niveles” para conocer el desarrollo de la situación y el nivel de cooperación que puedan requerir de EE UU de ahora en adelante. La secretaria no confirmó el envío de un avión del ejército estadounidense a la zona para repatriar a los americanos secuestrados, como había adelantado esa mañana el secretario de Defensa, Leon Panetta.

En una entrevista con la cadena de televisión ABC News, Panetta sí afirmó que el ataque a la planta en Argelia había sido desempeñado por un grupo terrorista vinculado a Al Qaeda. “No hay ninguna duda, basándonos en la información que conocemos, de que esto fue un ataque terrorista”, dijo Panetta, aunque no evaluó si los asaltantes habían actuado en represalia por la intervención de Francia en Malí. Este jueves, sin embargo, la Casa Blanca no quiso confirmar la posible pertenencia de los asaltantes a la red terrorista.

La cadena de televisión CBS aseguró que hay entre tres y cinco norteamericanos secuestrados, otros dos se escondieron y diez lograron huir antes de ser retenidos, aunque ni el Departamento de Estado ni la Casa Blanca han dado cifras exactas del número de ciudadanos estadounidenses que hayan sido víctimas del secuestro. La portavoz Victoria Nuland sí explicó este jueves que las autoridades están en permanente contacto con sus familiares.

El presidente Obama recibe “actualizaciones constantes” por parte de sus asesores en relación con la situación en Argelia, según informó la Casa Blanca. El departamento de Estado no quiso sumarse este viernes a las declaraciones del primer ministro británico David Cameron, quien afirmó que la situación era “mala”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS