Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atención sanitaria solo para griegos

El partido neonazi Aurora Dorada ofrece un programa de salud únicamente a nativos

Disturbios tras una manifestación en Atenas.
Disturbios tras una manifestación en Atenas. EFE

Aurora Dorada (AD), el partido de inspiración neonazi que logró el 7% de los votos (18 escaños) en las elecciones de junio, no da un momento de tregua. Tras labrarse el apoyo de una parte importante de la ciudadanía —la más desfavorecida por la crisis—, AD anunciaba el miércoles un nuevo programa social denominado Médicos con Fronteras.

En la web del partido se anunciaba así: “Tras los repartos de comida, el Banco de Sangre y el [programa] Trabajo para Griegos, sigue la obra social de AD en el ámbito de la salud y la atención médica, dirigida exclusivamente a griegos”. Desde hace días, AD cuenta con su propio gremio de taxistas. La víspera del anuncio, dos diputados trataron de entrar armados en el Parlamento. Al partido se le vincula con muchas de las 600 agresiones contra extranjeros registradas desde primavera.

Crecidos por las expectativas electorales —13 encuestas de intención de voto les auguran el tercer lugar en las urnas si hoy se celebraran elecciones—, los neonazis llegaron a pedir las listas de niños extranjeros en guarderías y centros de educación infantil (después de que el primer ministro, el conservador Andonis Samarás, afirmara que por la crisis no hay lugar para niños inmigrantes en esos centros).

Todo parece indicar, pues, que la educación es el nuevo campo de batalla de AD. “En diversos establecimientos operan de manera organizada grupos que insultan a los alumnos extranjeros y a sus padres, con una gran violencia verbal que puede derivar en cualquier momento en agresión física”, según Nicodème Maina Kinua, editor de una revista para el colectivo africano en Grecia, en declaraciones a France Presse.

Todo ello coincide con el aumento del desempleo —subió siete décimas en septiembre, hasta el 26%— y mientras se zarandea a conveniencia la lista Lagarde, la de los 2.059 griegos con cuentas en Suiza (presuntamente figuraría en ella Margarita Papandreu, madre el ex primer ministro socialista, con un depósito de 500 millones de euros, extremo negado por unos y atizado por otros). Mientras tanto, estudiantes, Syriza y fuerzas extraparlamentarias han tomado este jueves las calles de Atenas, en tres manifestaciones distintas, para conmemorar el cuarto aniversario del asesinato del joven Alexis Grigorópulos por un policía, que desató la mayor movilización estudiantil de la historia reciente de Grecia desde el asalto al Politécnico (1973). Al término de las mismas se produjeron incidentes y la policía detuvo a varias personas.

La convocatoria de Syriza —primera en los sondeos— se vio empañada la víspera por un acerbo enfrentamiento con Samarás, que acusó a Alexis Tsipras, el líder de Syriza, de pretender “otro Marfin”, el nombre de la sucursal bancaria ateniense en la que murieron asfixiados por el fuego tres empleados —una, embarazada— en mayo de 2010 durante una huelga general.