China condena a tres años de cárcel al sobrino del disidente Chen Guangcheng

Chen Kegui cumplirá tres años por herir a un guardia que custodiaba a su tío El disidente ciego huyó y se refugió en la Embajada de EE UU el pasado mes de abril

Chen Kegui, sobrino de Chen Guangcheng.
Chen Kegui, sobrino de Chen Guangcheng.HANDOUT / REUTERS

Un tribunal chino ha condenado este viernes a tres años y tres meses de cárcel al sobrino del disidente ciego Chen Guangcheng, Chen Kegui, acusado de herir intencionadamente a uno de los guardias que custodiaban a su tío cuando huyó y se refugió en la Embajada de EE UU en Pekín el pasado mes de abril.

Así lo ha asegurado en su Twitter el amigo de la familia y activista Hu Jia, apenas cinco horas después de que comenzase de forma inesperada el juicio contra Chen Kegui en un juzgado de la comarca de Yinan, en la provincia de Shandong (este). La vista, de la que no informó ningún medio oficial chino, duró menos de lo esperado y la sentencia cumplió con el pronóstico vaticinado por uno de los abogados que había contratado la familia, Si Weijiang, quien aseguraba que "si le enjuician, seguramente le condenarán a tres años de cárcel o más".

Las autoridades no permitieron a los letrados de la familia defender al acusado, y a cambio le asignaron uno de oficio

Las autoridades chinas no permitieron ni a Si ni a Ding Xikui, el otro letrado contactado por los Chen, que defendieran al acusado, y a cambio le asignaron uno de oficio. Tampoco pudieron contactar con la familia para recibir confirmación de la audiencia, que se enteró de la celebración del juicio apenas unas horas antes de que comenzara.

Hu Jia, a través de Twitter, asegura que Chen Kegui renunció a apelar la sentencia durante el juicio y dijo que pagaría una compensación al guardia herido, una respuesta que, según el activista, sonaba a "ser producto de un lavado de cerebro".

Las circunstancias del juicio y el hecho de que la sentencia se haya emitido de forma tan rápida han desencadenado comentarios en las redes sociales por parte de miembros de organizaciones de derechos humanos o activistas como Hu, y hay unanimidad en este sector en que no ha cumplido los estándares mínimos de un proceso justo. Ningún familiar pudo entrar a la sala, tampoco Chen Guangfu, cuyo teléfono permanece desconectado, a quien las autoridades prohibieron la entrada por considerarle testigo de los hechos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Chen Kequi fue detenido el pasado 27 de abril y se encontraba bajo arresto domiciliario desde entonces, una situación que tanto su padre como sus abogados han denunciado con insistencia. Según las autoridades chinas, el sobrino de Chen Guangcheng hirió con un cuchillo a uno de los guardias que custodiaban a su tío cuando éste consiguió zafarse de la vigilancia que le mantenía sometido a un arresto domiciliario ilegal en Linyi.

Chen, disidente ciego famoso por luchar contra los abortos forzosos en su región, pudo llegar a Pekín ayudado por varios activistas y refugiarse en la Embajada de EE UU de la capital china, para ser ingresado después en un céntrico hospital de la ciudad. Su entrada en la legación estadounidense supuso el último gran conflicto diplomático entre China y EEUU, que se solucionó con la marcha del disidente, su esposa y sus hijos a Nueva York, donde Chen estudia Derecho. Pero el resto de su familia, según han denunciado las organizaciones de derechos humanos, han seguido sometidos a fuertes presiones por parte del Gobierno de la potencia asiática.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50