Copé y Fillon convocan un referéndum para decidir si se repiten las primarias

Los dos dirigentes de la derecha francesa aceptan la idea de Nicolas Sarkozy, que frena la escisión de la UMP Fillon había amenazado con crear un grupo parlamentario propio

François Fillon comparece ante la prensa este martes en París.
François Fillon comparece ante la prensa este martes en París.MEHDI FEDOUACH / AFP

La mediación del retirado exlíder de la derecha francesa, Nicolas Sarkozy, en la brutal crisis que vive la Unión por un Movimiento Popular (UMP) parece haber convencido a los dos candidatos en liza, el teórico ganador Jean-François Copé, y el supuesto perdedor, François Fillon, de que la única forma de evitar la escisión es devolver la palabra a los militantes. Los dos papas de la UMP se han reunido este martes a petición de Sarkozy, y han aceptado convocar un referéndum para que los militantes digan si quieren que se repitan o no las primarias.

Más información

La ocurrencia de Sarkozy, que según las encuestas sería evitable porque los militantes se pronuncian de manera muy amplia por la repetición de los comicios celebrados el pasado día 18, parece tener muchas posibilidades de acabar en un voto afirmativo, y supondrá añadir nuevos costes y alargar la abrumadora presencia mediática de la guerra civil en curso.

Pero, para Sarkozy, “cualquier cosa es preferible a una escisión”, según han dicho fuentes de su entorno a la agencia France Presse, y esta solución frena, de momento, la ruptura de facto decidida por Fillon este martes al anunciar la creación de un grupo parlamentario propio en la Asamblea Nacional. Bautizado como Rassemblement-UMP (Reagrupación-UMP), los primeros cálculos afirman que el grupo de fillonistas contaría con unos 50 o 60 diputados de los 198 que tiene la derecha en la Asamblea y con la mayoría de los senadores.

Fillon había prometido por la mañana que su grupo volvería al redil del partido si Copé, el presidente tres veces proclamado, aceptaba convocar una nueva elección antes de tres meses. Sin acceder a esa petición de Fillon, Copé ha dado un paso hacia su oponente y le ha sugerido organizar una consulta entre los 300.000 militantes a cambio de que el exprimer ministro renuncie a crear un grupo disidente en la Asamblea.

El lunes, la Comisión de Recursos de la UMP, cuya legitimidad no reconocen los fillonistas, proclamó ganador oficial de las primarias a Copé con 952 votos de ventaja, lejos de los 98 de los contestados resultados publicados el 19 de noviembre. Desde el día de las elecciones, Fillon ha acusado a Copé de comportarse como una “mafia”, de poner en marcha “una gran maquinaria de fraude electoral” y de proclamarse ganador dando “un golpe” en las comisiones del partido.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Tras la amenaza de Fillon de recurrir a la justicia ordinaria el resultado de las primarias, y la mediación fallida de Alain Juppé, la derecha francesa gana algo tiempo y devolverá la palabra a sus coléricos militantes, asumiendo el riesgo de que crezca la desafección y las urnas se queden desiertas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50