Elecciones eeuu 2012

Wall Street apuesta por la continuación de Obama

El candidato demócrata se presenta a la reválida con la economía creciendo un 2% y con el paro cerca del 8%

El cartel de Wall Street, con una bandera al fondo.
El cartel de Wall Street, con una bandera al fondo.CHIP EAST / REUTERS

Wall Street cerró la jornada electoral con una alza moderada en sus índices de referencia, de 1% en el caso del Dow Jones y del S&P 500. El Nasdaq tuvo algo más de dificultad, al subir solo un 0,4%. En el parqué neoyorquino suelen apostar por la opción más conservadora, en este caso la de Mitt Romney. Pero aún siendo el favorito de los inversores, se daba casi por hecho que, salvo sorpresa de última hora, seguirá el status quo.

La contienda se presentaba muy reñida. Cuando se cierren las urnas, los mercados en EE UU llevarán cerrados cuatro horas, por lo que habrá que esperar hasta la apertura de mañana para conocer su veredicto. En esta situación de esperar a ver, las encuestas previas al voto los principales gestores de fondos de inversión creen que el mercado de acciones lo hará mejor si gana el republicano.

Con Barack Obama de presidente, el índice de referencia de Wall Street se revalorizó casi un 25% y vuelve a rozar el máximo previo a la desplome que acompañó al estallido de la burbuja financiera. El buen comportamiento bursátil, en principio, ayuda al inquilino de la Casa Blanca. Pero el demócrata se presenta a la reválida con la economía creciendo un 2% y con el paro cerca del 8%.

El voto es también una cuestión de percepción y en este caso la vivienda puede ser otro factor. El precio de los inmuebles están un 6% por debajo al valor que tenían cuando Obama llegó a la Casa Blanca y son un 30% más baratos respecto al pico previo al colapso hipotecario. En paralelo, la deuda nacional bruta del país se eleva a 16 millones de dólares y el déficit anual a 1,1 billones.

Aunque Romney puede ser el hombre más amigo del mundo de los negocios, lo que también es cierto es que en el caso de Obama los inversores saben lo qué esperar. Es decir, no habrá sorpresas si se mantiene en la presidencia, y eso ya es mucho en un clima dominado por la incertidumbre. Y el reto inmediato para cualquiera de los candidatos será evitar el “precipicio fiscal”.

Lo que realmente preocupa ahora a Wall Street es la entrada en vigor el 1 de enero de una serie de recortes de gastos y de alzas de impuestos para reducir el déficit, si antes los legisladores en el Congreso no llegan a un acuerdo para elevar el techo de endeudamiento. Esta vez, un Gobierno dividido en Washington no gusta tanto en el parqué, por las consecuencias económicas.

Y gane quien gane, lo que está claro es que cambiará el titular de la cartera del Tesoro, el máximo responsable de la economía. Tim Geithner ya dijo tiempo atrás que dejará el cargo cuando expire el primer mandato de Barack Obama. El otra cambio puede llegar en la Reserva Federal. Mitt Romney quiere cambiar a Ben Bernanke cuando expire se plazo a comienzos de 2014.

Obama es el quito presidente que se presenta a la reelección con una tasa de paro superior al 7%. La esperanza ahora en Wall Street es que el mercado laboral vaya mejorando a lo largo de 2013 gracias a que la economía seguirá creciendo. El resultado de la carrera presidencial y el equilibrio del poder en el Congreso de EE UU también será determinante para el dólar.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50