Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La campaña de los mil millones de dólares

El candidato demócrata se ha beneficiado, como ya hiciera en 2008, de las pequeñas donaciones

El presidente Obama saluda a sus seguidores en el aeropuerto de Cleveland.
El presidente Obama saluda a sus seguidores en el aeropuerto de Cleveland. AFP

Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama y Mitt Romney, anunciaron este viernes que sus campañas han superado la barrera de los mil millones de dólares (773 millones de euros) en recaudación. La de 2012 se convierte así en la campaña más cara de la historia de Estados Unidos, marcada por las donaciones multimillonarias de las grandes fortunas del país y la influencia de los grupos de acción paralelos a las organizaciones demócrata y republicana.

El candidato republicano lideró la recaudación durante los meses del verano, inmediatamente después de declararse vencedor de las primarias de su partido, mientras que Obama dominó a partir de septiembre. En las dos primeras semanas de octubre -cuando se celebraron dos de los tres debates presidenciales-, la organización Romney for President y el Comité Nacional Republicano recibieron un total de 111 millones de dólares. En ese mismo período, Obama recibió 90,5 millones de dólares, convirtiéndose en el primer candidato de la historia que acumula más de mil millones de dólares sumando las donaciones recibidas por el partido. Sus rivales, de momento, rozan ese récord con 919 millones de dólares.

A pesar de que el presidente Obama ha superado en recaudación a su contrincante, Romney ha consiguió más fondos durante las dos primeras semanas de octubre -43 millones de dólares más-, lo que le permite afrontar la recta final de la campaña con mayores recursos. El candidato republicano, aprovechando su victoria durante el primero de los tres debates presidenciales a comienzos de octubre, ha invertido gran parte de esa recaudación en anuncios de campaña en las televisiones y radios de los estados clave, como Ohio, Florida, Colorado y Virginia. La oleada de mensajes podría haber dado sus frutos, ya que Romney ha mejorado constantemente sus resultados en los sondeos sobre intención de voto.

Según datos recabados por POLITICO, la candidatura de Romney contaba con más de 200 millones de dólares -entre lo recaudado por su organización y los grupos externos conocidos como SuperPACs- frente a los 156 millones de dólares que quedaban en las arcas de Obama. El aspirante demócrata también ha contraído una deuda mayor en este último período y las diferentes organizaciones en torno a su candidatura, incluido el Comité Nacional Demócrata, deben 27 millones de dólares.

El presidente calificó las cantidades invertidas en esta campaña como “ridículas”, en una entrevista ofrecida a la cadena de televisión NBC. El candidato demócrata criticó en 2010 la decisión del Tribunal Supremo que permite a grupos no asociados con los partidos Demócrata y Republicano que recaudar fondos sin límite y en nombre de los candidatos. “Cuando se publicó aquella decisión di un paso bastante poco habitual y aseguré en el discurso sobre el estado de la Unión que era mala para nuestra democracia. Todavía lo creo”, aseguró Obama.

El candidato demócrata, que en 2008 ya demostró la importancia de las pequeñas donaciones para cualquier campaña electoral, ha superado también este año a su rival en este ámbito. Según datos de la Comisión Electoral Federal los donantes de pequeñas cantidades han entregado un total de 196 millones de dólares, un 35% del dinero entregado directamente a Obama for America. Romney, sin embargo, habría recibido 59 millones de dólares, un 17% de sus recaudaciones. Parte de la ventaja de Obama se debe, además, a las donaciones a través de mensajes de texto, un sistema utilizado por la campaña tanto para recibir dinero como para compartir información sobre centros electorales, las normas para votar o animar a otros ciudadanos a participar en las elecciones del 6 de noviembre.

Más información