Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Netanyahu adelanta las elecciones a principios de 2013

Los comicios se celebrarán entre enero y febrero de 2013 según publica la prensa local

Netanyahu durante el anuncio de elecciones anticipadas.
Netanyahu durante el anuncio de elecciones anticipadas. AFP

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha optado finalmente por adelantar las elecciones, para afianzar su posición de fuerza y poder sacar de paso adelante unos complicados presupuestos generales. De revalidar su liderazgo en los próximos comicios, Netanyahu tendría además el respaldo electoral necesario para embarcarse en una posible operación militar en contra de Irán.

Las elecciones, previstas inicialmente para octubre del año que viene, se celebrarán ahora según el nuevo calendario político entre enero y febrero de 2013, según recoge la prensa israelí.

En una intervención televisada, Netanyahu anunció que había llegado a la conclusión de que esta coalición de Gobierno no será capaz de acordar un presupuesto nacional y añadió: “por lo tanto, he decidido, en beneficio de Israel celebrar elecciones ahora, lo más pronto posible”.

El anuncio se produce después de que Netanyahu mantuviera consultas la semana pasada con los miembros de su coalición de Gobierno acerca de la posibilidad de aprobar los presupuestos generales para el año que viene. De la decisión de optar por el adelanto electoral se desprende que las distintas facciones se han mostrado reacias a invertir capital político en la aprobación de unos presupuestos en los que predominarán los recortes.

Eli Yishai, ministro de Interior y líder del partido ultraortodoxo Shas, que forma parte de la coalición gubernamental ha rechazado públicamente los presupuestos. Los recortes de subsidios para las familias más pobres suponen una medida que tendría un impacto notable entre la población ultrareligiosa de Israel, que vive en buena parte de los subsidios estatales.

Netanyahu fue nombrado primer ministro en 2009 y encabeza un amplio Gobierno formado por cinco partidos. El líder del Likud ha logrado contra todo pronóstico mantenerse al frente del Gobierno durante este tiempo.

El Likud de Netanyahu parte como claro favorito en esta nueva contienda electoral. La oposición se encuentra en estado de descomposición para algunos y de reconstrucción para otros. Lo cierto es que al primer ministro le interesa acudir a las urnas lo antes posible, sin dar tiempo a que las filas de la oposición se organicen y cobren fuerza.

Shelly Yachimovich, nueva líder del partido laborista, dejó por escrito sin embargo en su página de Facebook, su deseo de que las elecciones se celebraran lo antes posible. “El público tiene que recordar que Netanyahu piensa celebrar elecciones para poder aprobar un presupuesto después de las elecciones. Un presupuesto que dañará a la mayoría de los ciudadanos del país excepto a los ricos”. Y añadió: “El partido laborista está preparado para las elecciones desde el punto de vista ideológico y estratégico”.

Hace semanas que los analistas y la prensa israelí especulan sobre un adelanto electoral, en un país en el que los grandes Ejecutivos de coalición no acostumbran a agotar su mandato. Sólo una vez en los últimos 40 años un Gobierno ha logrado evitar el adelanto electoral.