Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España aparece en el debate entre Obama y Romney como ejemplo de un fracaso

Romney: “España gasta el 42% de sus impuestos en el gobierno. Nosotros, también"

“No quiero seguir el camino de España”, sentenció

El primer gran titular de la noche en Denver —si no el único— ha llegado de la mano de Mitt Romney a un cuarto de hora de comenzar el debate. Se hablaba de creación de empleo cuando el candidato republicano a la Casa Blanca ha asegurado: “España gasta el 42% de sus impuestos en el gobierno. Nosotros gastamos también el 42%”, ha explicado el exgobernador de Massachusetts. “No quiero seguir el camino de España”, ha sentenciado.

“Yo quiero ir por el camino del crecimiento que pone a los estadounidenses a trabajar, con más dinero en la caja porque están trabajando”, ha dicho Romney. El candidato republicano usó la crisis española como el ejemplo que hay que evitar a toda costa y prometió que el crecimiento llegará a Estados Unidos con la creación de empleo, para lo que hay que devolver al mercado de trabajo a 12 millones de personas. Ningún otro país europeo fue mencionado durante el debate, a pesar de que otras naciones de la zona euro tienen también altos déficits e incluso han tenido que aceptar rescates, como es el caso de Irlanda o Grecia.

Nunca antes se había mencionado España en un debate presidencial como un sinónimo del fracaso. Durante la campaña de 2008, Obama se refirió a España como un modelo a seguir en energías renovables. Lo sucedido anoche entra en la historia. Y no por los buenos motivos.

Aunque en esta ocasión el ejemplo tuvo nombre concreto —España—, el aspirante republicano a la Casa Blanca ha atacado a Obama con anterioridad por, según él, practicar unas políticas que llevarán a EE UU a la misma situación de grave crisis que sufre Europa.

La secretaria general del PP, partido en el Gobierno en España, y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, respondió este jueves por la mañana quejándose de que la mala imagen exterior de España no se corresponde con la realidad.

Más información