Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rasmussen seguirá al frente de la OTAN un año más del mandato previsto

“Estoy centrado en concluir la transición en Afganistán”, comentó el lunes el secretario general de la Alianza Atlántica

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, durante la rueda de prensa del pasado lunes.
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, durante la rueda de prensa del pasado lunes. AFP

Anders Fogh Rasmussen, de 59 años y duodécimo secretario general de la OTAN, seguirá al timón aliado un año más de los cuatro para los que fue elegido, según decidieron ayer los 28 embajadores del Consejo Atlántico. Así, Rasmussen concluirá su mandato a finales de julio de 2014. El ex primer ministro danés fue elegido secretario general aliado en la cumbre de 2009, celebrada en Estrasburgo-Kehl, Francia y Alemania, a orillas del Rin, para conmemorar los 60 años de la creación de la OTAN.

Esta prórroga pone fin a un conato de carrera por su sucesión, por la que ya había mostrado interés el italiano Franco Frattini, ex ministro de Exteriores italiano y ex comisario de la Unión Europea. También se especulaba con la irrupción en la carrera de candidatos procedentes de los países del centro y Este de Europa.

Rasmussen ha declarado esta semana que no prestaba atención a esos movimientos sucesorios y recordó que su actual mandato podía ser extendido un año más, como así ha sido. “Yo estoy centrado en concluir la transición en Afganistán”, comentó el lunes. Al anunciar ayer su continuidad en el cargo durante un año adicional hizo balance de los tres transcurridos desde que asumió el cargo en agosto de 2009, periodo “marcado por numerosos desafíos”, con la puesta en marcha del escudo antimisiles, la elaboración de una nueva estrategia para la OTAN o la campaña militar en Libia, que concluyó el pasado 31 de octubre, tras siete meses de bombardeos.

La prioridad de la Alianza, subrayó, es la operación de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), que dirige la OTAN, la más importante intervención de la historia aliada, llamada a concluir el 31 de diciembre de 2014, cinco meses antes de que Rasmussen cumpla el nuevo mandato. Ese desajuste de calendario abre la posibilidad de que también haya, a su debido tiempo, una prórroga de la prórroga acordada ahora, por más que Rasmussen diga que “la fecha del 1 de agosto de 2014 es un buen momento para cambiar de responsable, lo que permitirá a un nuevo secretario general supervisar la puesta en marcha de la nueva misión”.

Aunque no hay precedentes de secretarios generales que han repetido mandato, si ha habido alguna prórroga excepcional, más allá de la estatutariamente prevista de un año. De hecho, fue lo que ocurrió con su antecesor, el holandés Jaap de Hoop Scheffer, quien asumió la secretaría general de la OTAN en enero de 2004 y la vio alargada hasta agosto de 2009, precisamente para no realizar un cambio en el timón aliado antes de la cumbre de Estrasburgo-Kehl.