Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SPD alemán elige a un exministro de Hacienda como rival de Merkel

Los socialdemócratas nombran a Peer Steinbrück como candidato a las elecciones de 2013. Estuvo en el Gobierno de la Gran Coalición de la canciller, entre 2005 y 2009

Peer Steinbrück, tras su confirmación como candidato hoy en Berlín.
Peer Steinbrück, tras su confirmación como candidato hoy en Berlín. Getty Images

Peer Steinbrück liderará las listas socialdemócratas en las elecciones de 2013. En una rueda de prensa concedida el viernes en Berlín, el SPD ha anunciado que se presentará con Steinbrück haciendo bandera de “la justicia social” y la “regulación de los mercados financieros”. Steinbrück ha dicho que luchará “al 200%” para desbancar a la coalición de centro-derecha que preside Angela Merkel. El objetivo del SPD es pactar un nuevo Gobierno federal con Los Verdes y sustituir así en el Ejecutivo a los democristianos (CDU/CSU) de Merkel y a sus socios liberales (FDP). El mismo viernes, la televisión estatal ARD publicó una encuesta que sitúa al tándem SPD-Verdes por delante del actual Gobierno en intención de voto.

Cuando faltan 12 meses para los comicios, el SPD propone un candidato muy arriesgado para enfrentarse a Merkel, que sigue siendo la líder más valorada del país. También la Unión Demócrata Cristiana aventaja en siete holgados puntos al SPD, que sigue congelado en el 30% de intención de voto. El último cargo público de Steinbrück fue el de ministro de Hacienda durante la Gran Coalición que dio el Gobierno a Merkel entre 2005 y 2009. También contaban como posibles candidatos del SPD el presidente del partido, Sigmar Gabriel, y el jefe del Grupo parlamentario, Frank-Walter Steinmeier. El primero no ha cosechado los suficientes apoyos fuera del partido, mientras que el segundo, que ya había fracasado en su candidatura de 2009, anunció el mismo viernes su retirada.

De los tres, Steinbrück parece el más indicado para tender puentes entre las bases socialdemócratas tradicionales y las clases medias, cuyo voto es imprescindible para ganar unas elecciones en Alemania. Sin embargo, tiene numerosos enemigos en el sector izquierdista de la formación, donde pasa por conservador y afín a la empresa y a las finanzas. El miércoles, Steinbrück presentó un programa de regulación de los mercados financieros para limitar las primas de los directivos, sanear los ruinosos bancos regionales públicos (landesbanken) y separar la banca de inversión de la banca comercial. El SPD lo aplicará si gana las elecciones.

No se esperaba que el partido anunciase la candidatura hasta principios de año, pero los grupos regionales del SPD llevan semanas presionando para una solución más rápida. La crisis económica está empezando a afectar a la economía alemana, mientras los problemas europeos amenazan con romper la moneda común. Sin un candidato en firme, el SPD ha estado ejerciendo una oposición blanda durante toda la crisis europea. El estilo agresivo y lenguaraz de Steinbrück podría servir de ariete contra la recatada Merkel.