Romney busca salvar su candidatura con una gira por Ohio

El candidato republicano y su número dos están por debajo de Obama en las encuestas

Romney, en el mitin en Dayton, Ohio, el 25 de septiembre.
Romney, en el mitin en Dayton, Ohio, el 25 de septiembre.SHAWN THEW (EFE)

Para ganar el Gobierno de la nación deben ganar en Ohio. Y los últimos sondeos les colocan ocho puntos por debajo de Obama en este Estado. Por eso, Paul Ryan y Mitt Romney, los candidatos republicanos, se unieron ayer para hacer campaña en Dayton, una zona industrial de Ohio que en los sondeos, y en las pasadas elecciones, ha votado ineludiblemente a favor de candidatos demócratas. Su mensaje fue casi exclusivamente económico. Su promesa, crear empleo y reducir el déficit del Gobierno. Sus ataques a Obama, más duros que nunca en esta campaña de la que le quedan apenas cinco semanas.

“Este presidente está empeñado en hacer crecer el tamaño del Estado a toda costa. Yo estoy empeñado en crear empleo”, dijo Romney, que llegó al mitin desde Nueva York, en el avión privado de su campaña. “Este presidente no tiene nuevas ideas. No tiene planes reales. Sus planes son cuatro años más de lo que ya dijo que haría hace cuatro años. Mi plan es reparar la economía, no eludir responsabilidades”, añadió. Ryan, que llevaba ya dos días recorriendo Ohio en un autobús, presentó a Romney a los más de 3.000 electores congregados en el aeropuerto de Dayton.

“Este presidente no tiene nuevas ideas. No tiene planes reales. Sus planes son cuatro años más de lo que ya dijo que haría hace cuatro años. Mi plan es reparar la economía, no eludir responsabilidades" Mitt Romney

Ryan le dedicó a Obama también duras críticas. “Las promesas que Barack Obama nos hizo hace cuatro años aún no se han cumplido. Ha dicho que es imposible cambiar Washington desde dentro. ¿Y entonces por qué se le eligió presidente?”, dijo el candidato republicano a la vicepresidencia. El tono de los ataques, y el frenesí de actos electorales en Ohio de esta semana, obedecen a un notable distanciamiento de Obama en una encuesta publicada el lunes por el diario The Washington Post, que le otorga al presidente un 52% de la intención de voto en este Estado, ocho puntos por encima de Romney.

“¿Ocho puntos? Conozco bien Ohio y sé que eso no es cierto”, dijo tras el mitin Mike DeWine, fiscal general del Estado y exsenador republicano. “Es cierto que Obama va por delante. Pero no tanto. Tiene cierta ventaja. Pero aun quedan varias semanas para las elecciones y aquí en Ohio pueden pasar muchas cosas”. La razón principal para esa ventaja, por magra que sea, es el reciente despegue de Ohio en el plano económico. Después de rozar el 11% de desempleo, este Estado ha bajado al 7,2%, un punto por debajo de la media nacional.

Romney se adentrará hoy en terreno demócrata: Columbus, la capital del Estado, y el norte, donde se halla el cinturón industrial que une Cleveland y Toledo. Su labor es ahora defender su experiencia empresarial. “Será una labor dura”, opinaba ayer Scott Byron, un votante de 43 años que asistió al mitin aquí en Dayton. “En Ohio hay gente muy desinformada que queda ciega con la imagen de Obama, pero no ve los problemas a los que nos enfrentamos, el mal estado de la economía, la destrucción de empleo que se ha vivido y se vive aun aquí”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El candidato republicano busca así dejar atrás dos semanas en las que ha vivido un traspiés tras otro. Primero, los demócratas le acusaron de utilizar la matanza de cuatro estadounidenses en Libia con fines políticos. Posteriormente se filtró un vídeo, que mostraba un discurso privado ante donantes conservadores, en el que se refería a los votantes de Obama como personas que se creen con derecho a vivir de subsidios del Gobierno. Esos errores han coincidido con su hundimiento en los sondeos de Ohio.

Las zonas industriales de Ohio ya auparon a Obama a la victoria en 2008. Son áreas con fuerte presencia de empresas manufactureras, y donde los sindicatos tienen un gran peso. Entonces el presidente ganó por un 4% de los votos. Hubiera logrado la presidencia aunque hubiera perdido en Ohio, que otorgaba 20 votos electorales. En estos comicios los sondeos predicen unos resultados más ajustados. Por eso, Obama se ha apresurado a visitar también Ohio. Lo hará esta tarde, y coincidirá con dos eventos de Romney. Los ciudadanos de este Estado están ya acostumbrados a la contraprogramación electoral que llega cada cuatro años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS