Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México captura a 'El Coss', líder del cartel del Golfo

Jorge Eduardo Costilla Sánchez ha sido detenido al noreste de México

El narcotraficante es uno de los más buscados por la justicia en México y EE UU

Jorge Eduardo Costilla Sánchez, 'El Coss'.
Jorge Eduardo Costilla Sánchez, 'El Coss'.

El líder del cartel del Golfo, Jorge Eduardo Costilla Sánchez, alias El Coss, ha sido detenido este miércoles en la ciudad de Tampico (Estado de Tamaulipas), al noreste de México, en el marco de una operación militar llevada a cabo por la Marina mexicana. El narcotraficante es uno de los más buscados por la justicia en México y EE UU. Las autoridades mexicanas ofrecían unos 30 millones de pesos (aproximadamente 1,9 millones de euros) y las estadounidenses cinco millones de dólares por su captura. Estaba acusado de dos asesinatos y lavado de dinero.

Costilla Sánchez "fue uno de los lugartenientes más importantes de Osiel Cárdenas Guillén, controlaba las plazas de Tampico, Tamaulipas y Tapachula (Chiapas), para asegurar el trasiego de droga desde Centroamérica hasta el golfo de México", informa la Procuradoría (Fiscalía) General de la República en su sitio web.

El pasado 3 de septiembre, el Gobierno mexicano daba otro duro golpe a esta organización criminal con la detención en Altamira (también en el Estado de Tamaulipas) de Mario Cárdenas Guillén, hermano del fundador de Osiel Cárdenas, el líder fundador del cartel del Golfo, detenido en 2003 y extraditado a EE UU por el Gobierno del presidente Felipe Calderón en 2007. Tras ello, el control del grupo quedó en manos de Ezequiel Cárdenas Guillén, conocido como Tony Tormenta, quien murió en un enfrentamiento con la Marina en Matamoros (Tamaulipas) en noviembre de 2010. Después de la muerte de Ezequiel, Mario asumió una posición de liderazgo en el grupo.

El cartel del Golfo estaba muy debilitado desde la ruptura en enero de 2010 con su antiguo brazo armado, los Zetas, un grupo criminal fundado por militares desertores, que posteriormente formó su propio cartel. El conflicto alimentó la ola de violencia que ha generado más de 55.000 muertes relacionadas con el narcotráfico durante el sexenio del presidente saliente Felipe Calderón.