El Gobierno de Ecuador debate el miércoles si da asilo a Julian Assange

El fundador de Wikileaks "tiene garantizado el asilo" según el diario británico The Guardian

Composición de las fotografías de Julian Assange (izqda.) y el presidente de Ecuador, Rafael Correa (dcha.)
Composición de las fotografías de Julian Assange (izqda.) y el presidente de Ecuador, Rafael Correa (dcha.)MARTIN ALIPAZ (EFE)

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, está a la espera de recibir un informe de la Cancillería para decidir si acepta o no la petición de asilo del fundador de Wikileaks, Julian Assange. Correa tiene previsto reunirse este miércoles con sus colaboradores para analizar el asunto. El diario británico The Guardian asegura, citando a un funcionario ecuatoriano anónimo, que Quito dará asilo al australiano, que lleva casi dos meses refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres. De todos modos, el presidente Correa lo desmintió anoche en su cuenta de Twitter: "Rumor de asilo a Assange es falso. Todavía no hay ninguna decisión al respecto. Espero informe de Cancillería".

Correa había anunciado el lunes que esta semana Ecuador respondería a la petición de asilo formulada por el australiano Julian Assange, el fundador de Wikileaks --sitio web especializado en la filtración de documentos-- que se encuentra desde junio pasado en la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió para evitar su extradición a Suecia, que le quiere interrogar sobre unas acusaciones de delitos sexuales.

Mensaje de Correa en Twitter.
Mensaje de Correa en Twitter.

"Ojalá esta misma semana podamos tener un pronunciamiento al respecto", afirmó Correa en una entrevista con la televisión pública de su país este lunes por la noche. El mandatario ecuatoriano señaló que espera reunirse el próximo miércoles con colaboradores suyos encargados del asunto para recibir toda la información necesaria sobre el caso del fundador de la plataforma de filtraciones. "Esto hay que tomarlo con mucha responsabilidad", agregó el mandatario, que una reunión con la madre de Assange a principios de agosto aseguró que su Gobierno tomará una decisión "soberana".

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, había anticipado semanas atrás que una decisión sobre el asilo solicitado por Assange se tomaría solo después de que concluyeran los Juegos Olímpicos, para no afectar las relaciones con el Reino Unido.

Suecia pidió a Gran Bretaña la extradición de Assange para que responda por las denuncias de violación y abusos sexuales presentadas por dos mujeres suecas en agosto de 2010. El fundador de WikiLeaks ha negado los cargos y sospecha que existe una persecución política en su contra por haber difundido cables diplomáticos que avergonzaron a varios gobiernos, sobre todo el de Estados Unidos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las autoridades ecuatorianas sopesan el riesgo de que el fundador de Wikileaks, una vez en el país escandinavo, sea extraditado a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por filtrar cables diplomáticos de ese país y ser condenado a muerte.

Correa ha afirmado que la mera posibilidad de que Assange se enfrente a la pena capital en Estados Unidos, será suficiente para que su Gobierno conceda el asilo. El mandatario ecuatoriano ha asegurado que no cederá a presiones de Gran Bretaña, Suecia o Estados Unidos. "Actuaremos de acuerdo con los principios de Ecuador y respetando siempre a las naciones amigas, pero obviamente también respetando el derecho de la persona que ha solicitado asilo en Ecuador"

Aun en el caso de que se confirme la información adelantada por The Guardian Quito acepte su petición, Assange deberá enfrentarse al riesgo de que las autoridades británicas se nieguen a permitirle la salida del país. El fundador de Wikileaks corre el riesgo de ser detenido en cuanto ponga un pie fuera de la embajada ecuatoriana en Londres. Tampoco podría abandonar el edificio en un vehículo oficial ya que la embajada se encuentra en una primera planta y no hay enlaces interiores a un parking por lo que, para llegar hasta un coche, tendría que poner un pie en la calle.

El exmagistrado de la Audiencia Nacional de España Baltasar Garzón, liderará la defensa legal de Assange. Durante una reunión privada con el australiano en la sede de la Embajada Ecuatoriana en Londres el pasado julio, tras la cual anunció que asumía su defensa, el exmagistrado mostró su "grave preocupación por la ausencia de garantías" con las que se está actuando contra Julian Assange y "el acoso" al que está siendo sometido, "con consecuencias irreparables para su propia salud física y mental", según informó WikiLeaks en un comunicado.

El portal de Wikileaks vuelve a funcionar después de haber sufrido hoy un ataque de dengación de servicio por parte de un grupo de piratas informáticos autodenominado Anti Leaks. Este tipo de ataque consiste en saturar el servidor de un sitio web mediante un flujo de información muy elevado, enviado desde distintos puntos de conexión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS