Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La televisión oficial siria muestra a El Asad con su nuevo ministro de Defensa

Dirigentes en el exilio aseguraban horas antes que se había trasladado a Latakia

El canal de televisión no precisa cuándo ni dónde fueron grabadas

Imágenes de la televisión estatal siria sobre los enfrentamientos en Damasco.

La televisión siria ha mostrado este jueves por la tarde imágenes del presidente, Bachar el Asad, en la toma de posesión del nuevo ministro de Defensa, Fahd al Freij. El canal oficial no precisó dónde ni cuándo fueron tomadas las imágenes, las primeras de El Asad desde que un atentado de la oposición minara su círculo de seguridad más íntimo durante una reunión del gabinete de crisis en Damasco 24 horas antes.

Horas antes, la oposición siria aseguraba que el presidente había huido de Damasco para instalarse en la ciudad costera de Latakia, desde donde continuaba dando órdenes a sus tropas, que luchan por no perder el control de la capital, asediada por los rebeldes del Ejército Sirio Libre (ESL). Sin embargo, un consejero del mandatario informó de que El Asad se hallaba en el palacio presidencial, en Damasco, una ciudad casi paralizada, según testimonios recolectados por la agencia Reuters, con las calles desiertas y casas y tiendas cerradas por miedo a los combates.

La televisión oficial siria muestra a El Asad con su nuevo ministro de Defensa

Horas antes de divulgarse estas imágenes, destacados dirigentes de la oposición siria en el exilio, como Ammar Kurabi, que dirige la Organización Siria de Derechos Humanos, con sede en Londres, o Muhyi Al-Din Al Ladkani, que encabeza la rama británica de la Declaración de Damasco, un grupo opositor, habían acudido a las televisiones árabes vía satélite para asegurar que El Asad se había trasladado al palacio presidencial de Latakia. La agencia de prensa Reuters también lo anunció citando además a fuentes diplomáticas occidentales.

El Asad, aseguraban estas fuentes, se habría escapado a Latakia justo después del atentado que, el miércoles por la mañana, costó la vida, entre otros, a su cuñado, el viceministro de Defensa Asef Shawkat, y al titular de esa cartera, Daud Rajha, y dejó malherido al ministro de Interior y al director de la Seguridad Nacional.

Desde el domingo por la tarde se combate en varios barrios de la capital y, pese al empleo de carros y de helicópteros artillados, las fuerzas leales al régimen no solo no han logrado recuperar los barrios en manos del ESL, sino que van perdiendo terreno. Este jueves por la mañana los enfrentamientos armados llegaron hasta las inmediaciones del Consejo de Ministros.

“Hui [el miércoles] con mi familia de Al Midan a Rukn al Deen, un suburbio más seguro”, explica a través de Skype Amin, ingeniero, cuyo recorrido pone de relieve la rápida descomposición del régimen. “A lo largo de varios kilómetros no vi a ningún policía, ninguna autoridad, ningún soldado”, prosigue. “Es como si el Estado se desvaneciera y no siempre fuese sustituido por el ESL”, añade.

Hasta su aparición de esta tarde junto al nuevo titular de Defensa, desde días antes de que empezara el asalto a Damasco El Asad y su esposa, Asma, no han sido vistos en público. La huida de El Asad, acompañado probablemente por su familia, a Latakia, tendría su lógica. Acosado por el enemigo en la capital, habría optado por refugiarse en el noroeste del país, donde los alauíes, la comunidad confesional a la que pertenece, son más numerosos.

Algunos célebres opositores, como el ex vicepresidente Abdel Halim Khaddam, exiliado en París, sostienen que se está preparando la creación de una entidad o un Estado alauí cuyas principales ciudades serían Latakia y Tartus, donde está la base naval rusa, y que incluiría las montañas circundantes.

Otro dato que avala esta hipótesis es la constatación hecha por varios reporteros en Hanouach, un pueblo suní de la provincia de Hama, que fue duramente atacado en la madrugada de este jueves con bombas de hasta 500 kilógramos, como lo están siendo sistemáticamente todas las aldeas de la llamada frontera alauí para obligar a huir a los enemigos confesionales de la zona.

La Administración del presidente Barack Obama se está preparando para el desmoronamiento del régimen sirio y para evitar que sus armas químicas caigan en manos no deseadas, según reveló el diario The New York Times. El asesor presidencial en materia de seguridad, Thomas E. Donilon, viajó a Israel para examinar la posibilidad de que su Ejército efectúe una intervención puntual en Siria para destruir esas armas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >