Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los indígenas colombianos piden que Garzón medie en el conflicto del Cauca

Quieren que el exjuez español sea su interlocutor con el Gobierno de Santos

Unos cien nativos toman una base del Ejército cercana a Toribío

Los indígenas Cauca hablan con un miembro de las FARC cerca de Toribío. Ampliar foto
Los indígenas Cauca hablan con un miembro de las FARC cerca de Toribío. AFP

Unos cien indígenas han desalojado este jueves a las tropas del Ejército colombiano de una base militar cercana a Toribío, localidad del convulso departamento del Cauca, y han pedido que el exjuez español Baltasar Garzón actúe como su interlocutor con el Gobierno. La acción de los indígeneas fue una respuesta a las declaraciones del presidente Juan Manuel Santos, que ayer visitó la zona y anunció que no desmilitarizará la región como piden los nativos de ese departamento, hartos de los ataques entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército.

Los integrantes de la llamada Guardia Indígena desmontaron las garitas y cubrieron las trincheras de los militares que protegían las antenas de telecomunicaciones civiles de Toribío en el cerro Berlín, situado a una hora de camino del casco urbano de esa localidad, con lo que se hicieron con el control de la base.

Ante la situación en el Cauca, donde recientes ataques de las FARC a varias poblaciones han dejado en los últimos días un niño muerto y al menos 15 civiles heridos, el líder indígena Feliciano Valencia, consejero de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, solicitó que Garzón actúe de interlocutor con el Gobierno para abrir un diálogo.

"Planteamos que para la interlocución y concreción de la propuesta nos designen al juez Baltasar Garzón para preparar ese espacio de diálogo amplio y abierto", afirmó el dirigente.

La petición responde a que el exjuez de la Audiencia Nacional española ha colaborado desde hace años en la defensa de los derechos de las comunidades aborígenes del Cauca, que se han declarado neutrales frente al conflicto armado que vive Colombia desde hace casi 50 años.

Justo hace un año estos nativos hicieron un homenaje a Garzón, que estuvo presente y dejó claro que estaba en ese lugar como "amigo" de los indígenas colombianos.

Santos celebró ayer un consejo de ministros en Toribío que se tornó caótico, ya que los indígenas recibieron al presidente con abucheos y le exigieron que retirara a los militares y policías de la zona. Más tarde, los nativos se dirigieron a los retenes que las FARC habían levantado alrededor del pueblo para solicitarles también su retirada.

Tras varios días de ataques de las FARC y de bombardeos del Ejército, Santos visitó la zona y anunció que no desmilitarizará "un solo centímetro" del Cauca, uno de los departamentos donde el conflicto armado genera más violencia y habitado mayoritariamente por indígenas del pueblo nasa.

Valencia explicó que la ocupación del cerro Berlín se suma a la destrucción de las tres trincheras levantadas por la Policía en la zona urbana de Toribío, así como a sus contactos con rebeldes de dos campamentos de las FARC situados en las montañas cercanas.

Más información