Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

California dice adiós al ‘foie gras’

Los fabricantes creen que la prohibición de vender este producto provocará más de tres millones de pérdidas anuales

Granja de patos en California para producir 'foie'.
Granja de patos en California para producir 'foie'. THE NEW YORK TIMES / CORDON PRESS

El foie gras desaparecerá de los menús de los restaurantes californianos este domingo -especialidad elaborada con el hígado de ocas y patos-. A partir de ese día, los consumidores de ese Estado que deseen comer este producto tendrán que desplazare más allá de las fronteras estatales. La ley, que entra en vigor este fin de semana tras ochos años de espera, prohíbe vender o servir en los restaurantes esta especialidad de origen francés por crueldad en el trato a estas aves. El exgobernador del Estado, Arnold Schwarzenegger, firmó esta norma en 2004 que otorgaba a los granjeros y fabricantes de este producto un lapso de tiempo hasta 2012 para encontrar otros métodos de elaboración, norma que contó con el apoyo de celebridades como Paul McCartney. La espera ha finalizado.

California es el primer Estado en aplicar esta medida en Estados Unidos. En 2006, la ciudad de Chicago ya prohibió este producto en locales y establecimientos, aunque la norma fue revocada dos años después, tiempo durante el cual se sirvió esta especialidad de forma clandestina. Sin ningún nuevo método encontrado, muchas de las granjas y productores ya han traslado su negocio a otros Estados, incluyendo la web culinaria Mirepoix, especializada en este producto y otros tipo gourmet, que acaba de abrir su nueva oficina en Nevada.

Esta prohibición es una gran victoria para los activistas a favor de los derechos de los animales y su campaña por el derecho de los patos y las ocas. Iniciativa basada fundamentalmente en la tortura que sufren estas aves, a las que se les inserta un tubo por la garganta y se les alimenta de forma forzosa: “¿Cuánta crueldad puedes tragar?”. Quién no acate la ley pagará una multa de hasta 1.000 dólares (unos 800 euros).

Según el diario The Financial Times, al menos una empresa californiana ha anunciado el paro total de su producción esta semana, mientras que otras instauradas en Nueva York y Quebec calculan ya sus pérdidas tras el cierre de sus franquicias en este Estado de la costa oeste de EE UU.

“Para nosotros, las pérdidas económicas pueden llegar a los tres millones de dólares anuales. Estamos pensando en reutilizar las instalaciones para proveer derivados del pato a fabricantes de comida para mascotas”, ha explicado al mismo diario el gerente de Hudson Valley Foie Gras -mayor productora de este manjar en EE UU-, Marcus Haley.

De momento, el golpe para las empresas está siendo amortiguado por el aumento de las ventas de este producto en el último mes por parte de los restaurantes de California y “los propios consumidores están adquiriendo el foie gras en lata para consumirlo en sus casas -lugar a dónde no llega la ley-”, ha añadido Haley.

La fundadora de la página Mirepoix, Laurel Pinel, ha asegurado a la agencia Reuters que: “Esperamos que el resultado de las ventas de este mes de junio muestre que se han cuadriplicado. La gente de California está comprando foie gras en cantidades tales que podrían llenar su nevera por lo menos dos años”.

Los chefs, uno de los sectores más perjudicados con esta iniciativa, llevan meses fomentado el consumo de esta especialidad en sus menús, comprando grandes cantidades del mismo y haciendo del foie gras la estrella de sus platos.

Pero la realidad es que este producto, de momento, no volverá a ser vendido ni fabricado en California. Estos gastrónomos están intentado, por ello, encontrar una receta a base de productos como las lentejas y las nueces con el fin de crear un producto que, por lo menos, en la textura y forma se parezca al ya casi, en menos de 48 horas, desparecido foie gras.