La policía china impide a Ai Weiwei asistir a la audiencia de su demanda

El artista se encuentra bajo arresto domiciliario desde hace un año

El artista chino Ai Weiwei se enfrenta a la policía a las puertas de su casa en Pekín.
El artista chino Ai Weiwei se enfrenta a la policía a las puertas de su casa en Pekín.Andy Wong / AP

La policía china impidió hoy al artista Ai Weiwei, bajo arresto domiciliario desde hace un año, que saliera de su estudio para asistir a una audiencia en Pekín sobre la demanda que Ai presentó contra el Buró Fiscal de la capital china tras ser acusado de evasión de impuestos.

Según un portavoz del estudio de Ai en Pekín, Fake Design Cultural Development Company, confirmó que los abogados y la mujer del artista sí acudieron este mediodía a la corte del distrito de Chaoyang en la capital china.

El artista alertó en su cuenta de Twitter que su asistente había sido agredido cuando filmaba los "30 vehículos de policía" que vigilaban su estudio de la capital china, y que la cámara también había resultado dañada, comentario que acompañó de una foto que mostraba el brazo herido de una persona anónima.

En un comunicado de prensa divulgado por su compañía se indica que el Buró de Seguridad Pública (del Ministerio del Interior) "advirtió en repetidas ocasiones a Ai Weiwei que no apareciera en la audiencia". Según el comunicado, el pasado 15 de junio la corte notificó al estudio del artista que se presentara en el juzgado de Chaoyang hoy, 20 de junio, para una audiencia sobre la demanda que Ai Weiwei presentó contra el Buró Fiscal de Pekín en abril, y que fue aceptada a trámite el pasado 7 de mayo.

El artista denunció entonces que la acusación de evasión fiscal de la que es objeto, y que le impone una multa (la cual ha apelado por separado) de 15 millones de yuanes (alrededor de 2,4 millones de dólares, 2 millones de euros) está basada únicamente "en materiales copiados provistos por el Buró de Seguridad Pública".

Sus problemas actuales con la justicia se remontan al 3 de abril de 2011, cuando el artista fue detenido en el aeropuerto de Pekín e incomunicado en un lugar desconocido durante 81 días como sospechoso de "incitar a la subversión contra el estado", a pesar de lo cual fue acusado después de "crímenes económicos".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El 22 de junio de 2011, la agencia oficial Xinhua anunció que el artista era liberado con la condición de permanecer bajo arresto domiciliario durante un año, tal y como se encuentra hasta ahora.

A dos días de que se cumpla el aniversario, el portavoz del estudio aseguró que "no han recibido ninguna notificación" sobre la esperada puesta en libertad, y que "sólo sabrán ese día", refiriéndose al próximo viernes, "lo que ocurrirá".

Por el momento, tanto Ai como su compañía aseveran que los cargos que penden contra él y el estudio constituyen "el clásico caso de utilizar crímenes económicos para suprimir las libertades políticas".

Junto a Ai, cuatro miembros de su estudio fueron detenidos de forma ilegal por el Buró de Seguridad Pública el pasado año: su asistente Wen Tao, el conductor Zhang Jinsong, el accionista Liu Zhenggang y el contable Hu Mingfen, señala el comunicado.

Ai Weiwei, conocido por su contribución al diseño de construcciones emblemáticas como el estadio olímpico El Nido de Pekín, redobló su fama mundial tras condenar de forma abierta la censura del régimen comunista, actitud que le situó en el punto de mira de las autoridades de la potencia asiática.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50