Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La subida del paro por primera vez en un año calienta la campaña electoral

El mal dato del empleo en Estados Unidos podría costarle las elecciones a Obama

El presidente de EE UU visita una fábrica en Minnesota.
El presidente de EE UU visita una fábrica en Minnesota. EFE

Que el paro en Estados Unidos haya subido en mayo por primera vez en un año –situándose en el 8,2%- es una pésima noticia para el presidente en ejercicio y una increíble baza electoral para su contrincante. Poco después de que a las nueve de la mañana se hiciera público que la economía norteamericana sólo había añadido 69.000 nuevos trabajos el mes pasado –en enero sumo 275.000 y en febrero 259.000-, el ya candidato oficial republicano a las elecciones presidenciales de noviembre, Mitt Romney, calificaba ese número como “devastador” y lo ponía como ejemplo de lo mal que “el presidente está manejando la economía”.

“El informe del paro es una noticia devastadora para los trabajadores y las familias norteamericanas”, ha declarado el exgobernador de Massachusetts. “Esta semana ha sido una cascada de malas noticias económicas una detrás de otra”, ha recordado Romney. “Se ha rebajado el aumento del PIB, se ha hundido la confianza del consumidor, han crecido los apuntados al paro y ahora llega el sombrío dato sobre el trabajo que se traduce en una dura crítica a la gestión de la economía por parte del presidente”, ha añadido el candidato republicano.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y otros republicanos de alto rango, atacaba a la Administración de Obama por lo que llamó un “decepcionante” dato del paro. “Está claro que el pueblo americano sigue haciéndose la pregunta de dónde están los trabajos”, ha dicho Boehner esta mañana desde el Congreso. “Otro mes de decepcionante ganancias en la generación de empleos”, ha proseguido el político republicano para concluir: “Es obvio que los norteamericanos están sufriendo”.

El informe del paro es una noticia devastadora para los trabajadores y las familias norteamericanas”

Mitt Romney

Desde la Casa Blanca se iniciaba una contención de daños para la que ya estaban preparados –se temía el ascenso de esa décima en la cifra de empleo- y el asesor económico Alan Krueger recordaba lo que lleva recordando casi desde que accedieron al poder, que “los problemas del mercado de trabajo vienen de largo y no se solucionarán de la noche a la mañana”.

“Estamos todavía luchando contra la peor crisis económica que hemos vivido desde la Gran Depresión”, ha dicho Krueger insistiendo en la idea de que la economía norteamericana no es una isla y también se ve afectada por la grave crisis económica que vive Europa. ·”Es crucial mantener las políticas del presidente Barack Obama pese al incremento de la tasa de empleo”, ha anunciado la Casa Blanca.

Sin duda el dato es de los más preocupante para Obama. Ningún presidente ha sido reelegido con más de un 7% de desempleo. A pesar de que la economía ha mejorado con respecto a 2008, el año en que Obama entró en la Casa Blanca, no es suficiente para elevar la moral de los ciudadanos que siguen angustiados con el desempleo y la pérdida de sus hogares con los desahucios.

“Siento arruinar su fin de semana, pero seamos honestos: Mitt Romney tiene desde ahora una buena oportunidad de ser el próximo presidente”, escribía John Cassidy en The New Yorker. “Las posibilidades de una victoria de Romney subieron considerablemente esta mañana tras la revelación del dato del paro. Según Intrade, una página de apuestas online, lo han hecho en un 6% lo que eleva el porcentaje hasta el 40%”, informa Cassidy.