Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EUROPA CONVULSA

Alemania defiende la permanencia de Grecia en la Eurozona

El nuevo Gobierno francés insiste en Berlín en la necesidad de los eurobonos

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.
El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble. EFE

El nuevo ministro de Hacienda francés, Pierre Moscovici, ha insistido hoy en la conveniencia de que Europa emita deuda conjunta. Tras reunirse con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, en su primera visita oficial a Berlín, Moscovici ha defendido los eurobonos como “una idea muy importante”, que sin embargo “no puede imponérsele a nadie”. Su jefe en París, el socialista Fracois Hollande, dijo este fin de semana que propondrá la emisión de eurobonos en la cumbre que se celebrará este miércoles en Bruselas. El Gobierno alemán rechaza tajantemente los eurobonos “en este punto de la crisis”. Pese a que reconoce la necesidad de impulsar el crecimiento y luchar contra el paro, Alemania niega también la puesta en marcha de nuevos programas de estímulo económico que supongan contraer nuevas deudas.

En su rueda de prensa conjunta, tanto Schäuble como Moscovici han defendido “la permanencia de Grecia en la Eurozona”. El alemán ha advertido a los griegos que los tratos alcanzados entre Grecia, el Fondo Monetario Internacional y sus socios europeos “no son negociables”. Moscovici ha añadido que, si bien “hay que reconocer los grandes esfuerzos” de Atenas, “es necesario que apliquen las reformas”. Ambos ministros han destacado la importancia de mantener las buenas relaciones entre París y Berlín. El francés ha reconocido que “si no nos ponemos de acuerdo, nada avanzará”. No obstante, ha añadido que “esto no excluye que haya disensiones” y ha reiterado la intención de su Gobierno de poner “todos los temas sobre la mesa” de la negociación europea.

El presidente Hollande sugirió este fin de semana la conveniencia de que el sector bancario español recurra a los fondos europeos. El presidente del Gobierno Mariano Rajoy rechazó inmediatamente que dicha medida sea necesaria. El recurso a los fondos de estabilidad sería caro para las arcas pública españolas, puesto que el Estado tendría que garantizar el préstamo y éste repercutiría en la deuda pública.

Por su parte, el ministro de Hacienda polaco, Jacek Rostowski, ha pedido, en un artículo publicado en el diario británico Financial Times que el BCE intervenga "masivamente" en los mercados de deuda en caso de que Grecia abandone la moneda común. Sería un “cortafuegos eficiente” si los griegos votan partidos contrarios a las medidas de austeridad. Un compromiso del BCE para comprar deuda "de forma ilimitada" en caso de una salida griega mostraría a los votantes griegos que no están ante "un farol de la Eurozona". Porque "ningún país abandonaría el euro, causando su propia catástrofe económica, solo para que otros se beneficien de una intervención del BCE". Con ello, ve eliminado el "riesgo moral" de convertir al BCE en prestamista de los países con problemas.